Actualizado 26/07/2009 20:16 CET

El PPdeG asegura que los cien días de Feijóo en la Xunta confirman "un cambio de rumbo" en la política gallega

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PPdeG, Antonio Rodríguez Miranda, asegura que los cien primeros días de su jefe de filas, Alberto Núñez Feijóo, confirman el "cambio de rumbo político" en Galicia después de una legislatura de Gobierno bipartito, "marcada por el despilfarro". "Desprenderse del 'supercoche' de Touriño fue el primer símbolo del cambio, aunque no el más importante", indicó en declaraciones a Europa Press.

En la línea, Rodríguez Miranda identificó esta primera etapa de Feijóo al frente de la Xunta con "el aumento de las libertades y de la regeneración democrática". Como ejemplo, aludió a la consulta del gallego en la enseñanza o a la reforma de la Ley de Función Pública, para que los opositores eligan el idioma en el que realizan sus exámenes.

Asimismo, el portavoz popular felicitó al nuevo jefe del Ejecutivo autonómico por lograr que Galicia "sea respetada" en Madrid y tenga "más peso". "Feijóo trabaja con firmeza y con lealtad institucional", señaló Rodríguez Miranda y se refirió a la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica.

También subrayó los avances "registrados" en lo que respecta al cumplimiento de promesas electorales y criticó a la oposición por exigir a la nueva Xunta "que haga en cuatro días lo que ellos no hicieron en cuatro años".

Como grandes retos pendientes para el nuevo Gobierno, el dirigente popular se refirió a "superar" la crisis económica, aunque aseguró que "ya se ha encauzado el camino" para lograrlo. En este contexto, Rodríguez Miranda enfatizó la apuesta de Feijóo por "impulsar" el Xacobeo 2010, como un instrumento "indispensable" para reflotar la economía gallega.

ESTATUTO DE AUTONOMÍA

Con respecto a la reforma del Estatuto de Autonomía, ratificó la intención de Feijóo de remitir una propuesta a la Cámara en esta legislatura y resaltó que en los Gobiernos del PP "siempre se avanzó mucho en materia de autogobierno". "Con el bipartito, no tanto, pese a sus proclamas", apostilló.

En este escenario, Rodríguez Miranda apostó por trabajar "sin prisa pero sin pausa" para articular un nuevo texto que sirva para "mejorar la calidad de vida de los gallegos". "La norma debe estar para eso, no para responder a intereses partidistas", concluyó.