Pretoria.- El PP urge al Govern a ultimar la ley de la Sindicatura de Cuentas y reforzar los controles

Actualizado 02/11/2009 15:53:33 CET

BARCELONA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, reclamó hoy al Govern que ultime "de una vez por todas" la ley de la Sindicatura de Cuentas esta legislatura, para reforzar los mecanismos de control de este organismo.

"Las recomendaciones y las propuestas que la Sindicatura de Cuentas hace a las instituciones catalanas deberían ser de obligado cumplimiento", señaló.

En rueda de prensa, afirmó que los ciudadanos piden que se pase a la acción, y consideró que la mejor forma de actuar con contundencia es tomar medidas inmediatas contra la corrupción desde los partidos y las instituciones.

Camacho reiteró su demanda de una reforma del Código Penal que endurezca las penas de los cargos públicos que cometan delitos de estafa o soborno, para lo que pidió el consenso de todos los partidos catalanes.

POTENCIAR LA OAC

Además, el PP reclama impulsar la acción de la recién creada Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), para que tenga una "mayor presencia en el control y en la lucha contra la corrupción".

Los populares creen que deben extremarse los controles en los ayuntamientos catalanes y la transparencia de la gestión de los fondos públicos a los consistorios catalanes. "No queremos que la corrupción se convierta en un agujero negro para los ayuntamientos de Cataluña", dijo.

La formación popular preguntó al Govern qué mecanismos de control hay en el Incasòl y si ha habido facturas falsas en este organismo, posibilidad que refleja el auto del juez Baltasar Garzón sobre el caso Pretoria.

CRÍTICAS A MONTILLA Y MAS

La dirigente del PP catalán reiteró que actuará rápidamente y tomará medidas si cualquier miembro de su partido es imputado en alguna trama de corrupción política, pero recordó que en el caso Pretoria "no hay ningún imputado del PP".

Camacho volvió a emplazar al líder del PSC, José Montilla, a dar explicaciones ante la sociedad catalana: "Montilla debe dar la cara", dijo. También lanzó críticas al presidente de CiU, Artur Mas, por "eludir responsabilidades y mirar hacia otro lado" en los casos Millet y Pretoria.