El PSOE teme un exceso de confianza el 28A tras el CIS: "no hay nada ganado"

España.- El PSOE teme un exceso de confianza tras el CIS y recuerda que aún no h
María José López - Europa Press
Publicado 10/04/2019 18:39:01CET

Candidatos por todo el territorio alertan del riesgo de que los sondeos favorables puedan desmovilizar al electorado

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PSOE teme que un exceso de confianza sobre sus expectativas electorales se traduzca en una desmovilización de su electorado que le reste posibilidades para liderar el Gobierno tras los comicios generales del 28 de abril.

Por eso, un día después de conocer la macroencuesta sobre intención de voto elaborada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que sitúa al PSOE en cabeza, otorgándole una horquilla de escaños de entre 123 y 138 escaños, y a 13 puntos de distancia de la segunda fuerza, el PP, el partido ha tirado de argumentario para llamar a la prudencia y que nadie lance las campanas al vuelo.

La ministra de Empleo y cabeza de lista por Guadalajara, Magdalena Valerio, ha sido cristalina cuando ha pedido no confundir los votos con los datos de una encuesta porque "a veces, el que las encuestas vayan bien puede ser disuasorio al voto" y hacer que tu electorado se confíe.

En el Gobierno y en el PSOE pesa como una losa lo ocurrido en las elecciones andaluzas del pasado 2 de diciembre. Todos los sondeos daban como vencedora a la socialista Susana Díaz y ninguna preveía como escenario el que pudiera perder el Gobierno de la Junta. Pero sucedió.

Desde las Islas Baleares y en línea con Valerio, el cabeza de lista por esta circunscripción, Pere Joan Pons, ha advertido de que las urnas "no están llenas de encuestas", sino de votos.

"Creemos que no hay nada consolidado ni nada ganado teniendo en cuenta la tasa de indecisión tan alta que existe, por lo que pido que haya una gran movilización para llenar de votos este 28 de abril", ha señalado.

EL PELIGRO DE RELAJARSE, SEGÚN DÍAZ

Una advertencia similar ha hecho la líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, primera damnificada por el exceso de confianza que propiciaron los sondeos previos a los comicios andaluces. "Aquí no hay nada hecho hasta que la gente vaya a votar", ha avisado, al tiempo de que ha alertado de que las encuestas sirven fundamentalmente para "movilizar el voto de derecha".

Díaz ha insistido en que el PSOE no puede relajarse, porque en estos momentos eso resulta "muy peligroso, cuando hay un porcentaje de indecisos muy alto que va a decidir su voto en los últimos días".

Desde el Gobierno castellanomanchego, en manos del socialista Emiliano García-Page, el portavoz del Ejecutivo, Nacho Hernando, ha pedido tomar "con prudencia" los datos del CIS. Percibe que se está "minusvalorando" al PP ya que "una cosa son las modas --en referencia a partidos como Vox-- y otra la realidad".

Hernando reconoce el "ascenso paulatino y constante" de Vox, que "está pegando con fuerza" en Castilla-La Mancha. Si bien en su opinión "afortunadamente" la gente prefiere apostar "por opciones moderadas y de certidumbre". "Tranquiliza que la población apuesta por esa moderación y no por una radicalidad", ha considerado.

La ministra de Política Territorial y 'número uno' del PSC al Congreso por Barcelona, Meritxell Batet, también lo ve "todo muy abierto", incluida la posibilidad de que PP, Ciudadanos y Vox sumen mayoría y puedan gobernar, un escenario que traería una "involución", a su entender.

Para Batet, evitar la posibilidad de un Gobierno de derechas pasa por votar al PSOE. La movilización es "fundamental", ha destacado Batet desde Sant Sadurní D'Anoia (Barcelona), que ha advertido que de que no votar y lamentarse después del Gobierno elegido no sirve de nada.

Contador

Para leer más