4 de junio de 2020
 
Actualizado 28/11/2007 14:43:54 +00:00 CET

Quintana anuncia una nueva etapa Junta-Estado con el desbloqueo competencial y el pago de la deuda en materia social

Alega que el BNG apoyó a Álvarez porque "prevalecen los intereses de Galicia" y proclama que ahora la comunidad "pone y quita ministros"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta, Anxo Quintana, anunció hoy que las relaciones entre el Gobierno gallego y el central entran en una nueva etapa en la que se desbloqueará el traspaso de competencial y se agilizará el pago de la deuda con Galicia en materia de servicios sociales, que se materializará antes del 15 de enero.

En declaraciones a los medios, Quintana argumentó que el respaldo del BNG ayer al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero para evitar la reprobación de su ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha implicado "un cambio de postura" de éste, de modo que da por superada una situación "injusta" para la comunidad.

El también líder del Bloque, aunque detectó "muchos motivos" para reprobar a la titular de Fomento, enfatizó que "prevalecieron los intereses de Galicia" en la decisión de la formación frentista. "El BNG decide y eso es bueno para el país", proclamó, tras lo que se mostró orgulloso de que la comunidad "ponga y quite ministras", como antes lo hacían Cataluña y el País Vasco.

Así, como ejemplo del nuevo escenario surgido de la votación de ayer, reveló que mantuvo una conversación con el presidente, con el que se reunirá antes del 15 de diciembre para abordar el traspaso competencial. En ese encuentro se usará como documento de referencia el firmado en febrero con el ex ministro de Administraciones Públicas Jordi Sevilla, en el que se fijan siete competencias a traspasar, de las que hasta la fecha sólo se ha hecho efectiva una.

TRASPASO DE TRÁFICO.

Preguntado por un posible rechazo a transferir materias como salvamento marítimo, incluida en ese paquete pero sobre cuyo traspaso el Gobierno se ha manifestado recientemente contrario, advirtió de que "por cada materia que se no traspase el Estado tendrá que poner otra encima de la mesa".

Además, el vicepresidente avanzó que el lunes se reunirá con los portavoces parlamentarios de PPdeG, PSdeG y BNG para plasmar la redacción definitiva de la proposición de ley para exigir que la Junta asuma las responsabilidades en materia de tráfico. En el acuerdo entre el BNG y el Gobierno se garantiza el apoyo del PSOE a esta iniciativa, cuando, en la próxima legislatura, se sustancie en las Cortes. Antes, las tres fuerzas gallegas deberán aprobarla por unanimidad en el Parlamento gallego.

Asimismo, el Gabinete de Zapatero también se comprometió a agilizar el saldo de la deuda histórica con Galicia en materia de servicios sociales. De este modo, antes del 15 de enero se firmará el protocolo para el pago de 51 millones, una vez que el pasado octubre se materializaron los primeros 9 millones. Quintana destacó que estas partidas contribuirán a poner en marcha "proyectos pioneros en todo el Estado, el teléfono 065 y el transporte adaptado".

CAPACIDAD DE DECISIÓN.

El portavoz nacional del Bloque, que destacó la "inmensa labor" del portavoz en el Congreso, Francisco Rodríguez, en la negociación de ayer, incidió en que el acuerdo demuestra que su formación "decide" y espera que tras las próximas generales esa influencia sea mayor. En las últimas semanas, la dirección nacionalista ha insistido en su intención de participar en la gobernabilidad del Estado en la próxima legislatura.

Preguntado sobre las críticas del presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, que reprochó al BNG que respaldase a la ministra del "Plan Galicia de mierda", replicó que el PP no la reprobó cuando hizo esas declaraciones. En este sentido, argumentó que ayer se debatía por una situación en Cataluña y que la misión de los diputados de su organización "es centrar el debate en Galicia". "Si el resultado --de la votación-- fuese otro hoy se hablaría de Cataluña, no de Galicia", remarcó.