Rivera reivindica dos puestos en la Mesa del Congreso para Cs porque ha ganado 25 escaños

Publicado 08/05/2019 12:19:05CET
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en Moncloa
Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha defendido este miércoles que, en su opinión, su partido debería tener dos puestos en la Mesa del Congreso porque esa era su representación en la última legislatura y en las últimas elecciones generales ha ganado 25 escaños.

"Ciudadanos tenía dos miembros en la Mesa con 32 escaños, ahora tenemos 57 y somos los que más hemos crecido. Espero, y es lo lógico, que Cs tenga como mínimo los mismos", ha declarado en una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, sobre la posición de Cs en las negociaciones sobre la composición de este órgano.

En la anterior legislatura, la mayoría en la Mesa la ostentaba el centro-derecha al ocupar cinco de los nueve puestos (tres el PP y dos Cs, frente a cuatro del PSOE y Unidos Podemos). Ahora el panorama cambia porque el PSOE, Podemos y los partidos independentistas y nacionalistas suman juntos 198 escaños.

Mientras que el PP, con 66 escaños, tiene garantizados dos puestos en el órgano de gobierno de la Cámara Baja, Ciudadanos podría quedar fuera y los socialistas, que ocuparían la Presidencia, podrían permitir la entrada de diputados de ERC y el PNV.

SE VISUALIZARÁ EL PACTO DE SÁNCHEZ CON PODEMOS Y NACIONALISTAS

Rivera ve seguro el acuerdo del candidato del PSOE a la Moncloa, Pedro Sánchez, para gobernar con Unidas Podemos y con el apoyo de otras fuerzas, y cree que ese pacto se visualizará en la composición de la Mesa del Congreso, cuando se constituyan las Cortes el 21 de mayo, antes de las elecciones autonómicas y municipales.

"A nadie le va a sorprender que lleguen a un acuerdo porque ya gobiernan (juntos) comunidades autónomas, el Ayuntamiento de Madrid o Cádiz, les han apoyado en Baleares y el PSOE gobierna con el PNV en Euskadi", los socialistas "tienen ya socios desde hace años, que son Podemos y algunos nacionalistas", ha apuntado.

El líder de la formación naranja ha reiterado que no le gusta ese Gobierno, pero admite que Sánchez ha ganado las elecciones y "tiene una mayoría parlamentaria" para formarlo. Por ello, ha vuelto a rechazar las presiones para que Ciudadanos permita la investidura del candidato socialista y le evite así pactar con Podemos y los nacionalistas.

Según ha indicado, la patronal y los bancos pueden hacer sus análisis, pero "no se presentan a las elecciones", y "no sería aceptable" que sean ellos los que decidan los pactos postelectorales. Además, considera que el país puede tener estabilidad si se forma un Ejecutivo y hay una oposición "fuerte y sensata".

DURO CON EL GOBIERNO PERO SIN INSULTAR AL PRESIDENTE

En este contexto, ha afirmado que Ciudadanos va a intentar que en esta legislatura se puedan alcanzar pactos de Estado y aprobar reformas en distintas materias y se va a dedicar a construir una alternativa a Sánchez para poder formar "un Gobierno serio" tras las próximas elecciones.

Asimismo, Rivera se ha comprometido a "hacer un liderazgo de la oposición distinto" al que ejerció Sánchez con Mariano Rajoy y al que ha hecho el presidente del PP, Pablo Casado, con Sánchez.

"Yo no voy a insultar al presidente del Gobierno. Voy a ser duro cuando quiera subir los impuestos y si quiere poner mediadores con (Quim) Torra o (Carles) Puigdemont, pero voy a ser estadista para los temas que importan a la mayoría de los españoles", ha asegurado.