Actualizado 01/09/2021 13:59 CET

Sánchez vende optimismo en el inicio del curso, defiende que el Gobierno "actúa" y exige al PP renovar el CGPJ

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. - EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL - Europa Press

El presidente expone sus planes ante empresarios como Florentino Pérez o Sánchez Galán, y los líderes sindicales

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha querido arrancar este miércoles el curso político tras el parón estival con un mensaje de optimismo por la mejora de la situación económica, y garantizado que el Gobierno "está actuando y lo va a seguir haciendo" para lograr que España "avance" y que la recuperación se consolide de forma "justa", haciendo especial hincapié en algunas de las problemáticas que afectan actualmente a la ciudadanía, como el incremento histórico del precio de la luz.

Y para ello, ha hecho un nuevo llamamiento al resto de fuerzas políticas e instituciones a la unidad y a la "lealtad", con recado incluido al PP, para exigir de nuevo al principal partido de la oposición que se siente ya a negociar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Así lo ha asegurado durante el acto que ha protagonizado en Casa de América, en Madrid, bajo el título 'Una recuperación justa', y frente a algunos de los principales empresarios españoles, como el presidente del Grupo ACS, Florentino Pérez; el presidente ejecutivo de Acciona, José Manuel Entrecanales; el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán; el presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidre Fainé; o el consejero delegado de Endesa, José Bogas.

También han asistido los líderes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, respectivamente, pero no estaba el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, en un acto en el que Sánchez ha aprovechado para anunciar una subida "inmediata" del SMI para lo que queda de año.

Asimismo, ha estado presente prácticamente su nuevo gobierno al completo, a excepción de la ministra de Transportes, Raquel Sánchez; el de Cultura, Miquel Iceta; y la de Industria, Reyes Maroto, por incompatibilidad con sus agendas.

En su intervención, a la que también han asistido representantes de la sociedad civil el mundo de la cultura o el deporte, Sánchez ha abogado por afrontar el nuevo curso con "esperanza" para abrir "una nueva etapa mejor" para la sociedad española tras los duros momentos vividos a causa de la pandemia.

"MUCHO MEJOR QUE HACE UN AÑO"

El presidente ha afirmado que, gracias a "la unidad de acción y la lealtad de todos los actores institucionales, los agentes sociales y la sociedad civil", así como la acción de la Unión Europea, España está ahora "mucho mejor que hace un año".

Según ha señalado, el compromiso del Gobierno es conseguir que "la recuperación económica se combine con más justicia social", hacerlo desde "la unidad de los actores públicos y los privados", avanzar en la agenda reformista empleando los fondos europeos y "ser fieles a las obligaciones y deberes" que establece la Constitución.

En relación con esto último, ha hecho un nuevo llamamiento al PP para que acepte negociar los nombramientos pendientes en el CGPJ, el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo y, de esa manera, contribuir a "la regeneración de las instituciones".

"Ninguna formación política tiene derecho a incumplir sus obligaciones constitucionales, a situarse fuera de la Constitución", porque eso "menoscaba el prestigio de nuestra democracia y nuestra arquitectura constitucional", ha advertido al recordar que la renovación del órgano de gobierno de los jueces está pendiente desde hace mil días.

Según Sánchez, la lealtad, "no al Gobierno sino al pacto de convivencia con la Constitución", es una de las grandes lecciones que ha dejado la pandemia y que todos los actores políticos deben aplicar para afrontar la nueva etapa. "En un contexto de crisis, es tarea de todos impulsar la regeneración de nuestras instituciones", ha enfatizado.

ES EL PP EL DE QUE DEBE MOVER FICHA

Fuentes gubernamentales insisten además en que es al PP y a su presidente, Pablo Casado, al que le toca mover ficha en esta negociación, y sentarse a la mesa para cerrar de una vez un acuerdo que acabe con los "1.000 días" de mandato caducado del CGPJ.

En este sentido, rechazan estudiar la condición que ha puesto ahora el PP volver al diálogo, de reformar ya el sistema de elección de los vocales y que estos pasen a ser elegidos por los jueces. Según el Ejecutivo, la única vía que contemplan para desencallar esta negociación es que el PP se avenga a negociar, respetando la ley actual.

"No esa aceptable que una institución como el CGPJ lleve 1.000 días sin reformarse. No hay precedentes en la historia democrática", ha denunciado Sánchez en su intervención, que al margen de este asunto, ha tenido un marcado carácter económico y se ha centrado en reivindicar su agenda reformista para lograr la recuperación "justa".

SIN ALUSIÓN A CATALUÑA

Es más, el presidente no ha querido hacer alusión a Cataluña, más allá de su llamamiento a la unidad de acción de todos los gobiernos, también los autonómicos. Las fuentes consultadas explican que el objetivo de este acto de inicio de curso era hablar de esa recuperación, y que no tenía cabida tratar otras cuestiones que tienen su propia agenda.

Lo cierto es que una vez concedidos los indultos a los políticos catalanes condenados por el procés, y con la mesa de diálogo reanudándose, el Gobierno ha dejado por el momento este asunto en un segundo plano, para centra su estrategia comunicativa en la recuperación económica.

Si la primera parte de la legislatura se ha caracterizado, argumentan, por la lucha contra la pandemia, esta segunda parte será, según Sánchez, la de la consolidación de las mejoras económicas que ya se están vislumbrando en los indicadores, tal y como se esfuerza por trasladar el Gobierno.

"El Gobierno va a continuar con esta agenda reformista, no vamos a parar. Vamos a continuar haciendo avanzar a España, logrando la consolidación de la recuperación económica y que esa recuperación llegue a todas las capas de la sociedad y a todos los territorios", ha asegurado Sánchez.

QUEDAN "850 DÍAS" DE LEGISLATURA

El presidente incluso ha "echado cuentas", para asegurar que el Gobierno ha cumplido este miércoles "603 días desde que se constituyó", que "cada uno de esos días ha actuado, ha tomado decisiones, ha elaborado leyes y ha propiciado acuerdos", contribuyendo a las "estabilidad política e institucional", y lo seguirán haciendo los "850" días que ha calculado que quedan hasta el final de la legislatura.

"Hemos actuado, y esto es lo que quiero trasladarles hoy, como hace un año, que hay un Gobierno de acción y resuelto que va a hacer España avanzar, y los próximos 850 días que restan de legislatura hasta el final de 2023 va a seguir haciendo más", ha enfatizado.

Como ejemplo de que están actuando, Sánchez también ha destacado los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 que ya han empezado a trabajar con sus socios de Unidas Podemos, y que presentarán entre finales de septiembre y principios de octubre. Esta concreción en la fecha es prueba, según Moncloa, de la buena relación entre los socios y su convencimiento de que las conversaciones llegarán a buen puerto.

Y sobre el incremento histórico del precio de la luz, un asunto que sí está visibilizando de forma clara las discrepancias entre los socios, Sánchez ha defendido las medidas que está tomando el Gobierno y la vicepresidenta de Transición Ecológica, que han sido criticadas por los 'morados'. También en esta cuestión el Ejecutivo, según Sánchez, está "actuando" y lo va a seguir haciendo.

Contador