Urquijo responde a Barrena que "las anomalías están en quienes mataron y quienes aplaudieron y disculparon el terror"

Actualizado 24/09/2015 11:00:39 CET
DEL.GOBIERNO

"Si plantar cara al terrorismo es una anomalía psíquica, me declaro psicópata por convicción", afirma

BILBAO, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha afirmado sentir "pena" por las declaraciones del portavoz de Sortu Pernando Barrena tras la última operación policial contra ETA y ha subrayado que "las anomalías han estado siempre en quienes mataron y en aquellos que apoyaron, aplaudieron y disculparon el terror".

En un artículo publicado en su blog, titulado 'Debo de ser un psicópata', se ha pronunciado de esta manera en relación a las manifestaciones realizadas por Pernando Barrena tras la detención el pasado martes en martes de, en palabras de Urquijo, "cuatro miembros de ETA en Francia --tres de ellos de presuntos nada--, gracias a la colaboración de la Guardia Civil con la policía francesa".

Tras estos arrestos, Barrena afirmó que "actuar con violencia, represión y arrestos contra quien ha repetido hasta la saciedad su apuesta por la paz y está en un proceso de desarme es propio de desequilibrados y psicópatas".

El delegado del Gobierno en el País Vasco ha censurado que, para el portavoz del "brazo político de la banda terrorista", quienes han celebrado la detención de "estos terroristas" deben tener "algún tipo de anomalía psíquica" y ha destacado que, teniendo en cuenta "las reacciones habidas" en Euskadi, "para desgracia de Sortu debemos ser muchos los psicópatas sueltos en esta tierra".

"Curiosamente los que han asesinado a más de 850 personas en los últimos 45 años en toda España han sido siempre calificados de 'gudaris' por el nacionalismo totalitario, los psicópatas debían ser los guardias civiles, los policías, los militares, los jueces, los empresarios, los periodistas, los políticos y demás víctimas que año tras año iban asesinando", ha señalado.

Entre estas víctimas, ha apuntado, se encuentran los "161 compañeros de los guardias civiles que detuvieron el martes a Pla, Sorzabal, Sagarzazu y Flores". "Gracias al trabajo de estos 'psicópatas', al de los jueces, que deben ser también otra suerte de enajenados, al de los políticos que aprobaron las leyes y al rechazo mayoritario de la sociedad, hoy ETA es apenas nada y ya no puede hacernos daño", ha destacado.

Urquijo ha afirmado que, para "quienes creemos y defendemos nuestro Estado de Derecho y jamás hemos recurrido al uso de la violencia para conseguir objetivos políticos ni hemos aplaudido o disculpado el crimen, las palabras de Barrena solo nos producen pena".

El delegado del Gobierno ha manifestado que, si con sus palabras el portavoz de Sortu pretendía "insultar a quienes nos sentimos satisfechos de vivir en un país en el que se aplica la ley, no lo ha conseguido". En su caso, ha agregado, "solo ha logrado que una vez más celebre la existencia de un grupo magnífico de profesionales abnegados que han puesto siempre su vida en riesgo, entregándolo tantas veces, para defender la nuestra, una guardia civil y una policía sin la cual no estaríamos hoy contemplando el final del terrorismo".

POR CONVICCIÓN

En esta línea, ha insistido en que, "si plantar cara al terrorismo, defender la ley y aplaudir el trabajo de las Fuerzas de Seguridad es una anomalía psíquica, no solo no me siento ofendido por Sortu sino que, orgullosamente, me declaro psicópata por convicción".

"No hace falta ser un profesional de la medicina para saber que las anomalías han estado siempre en quienes mataron y sin duda también en aquellos que apoyaron, aplaudieron, y disculparon el terror aquellos que, desgraciadamente, lo siguen haciendo", ha concluido.