Valls cree que los dirigentes europeos tendrían que haberse posicionado contra el independentismo catalán "mucho antes"

Ex primer ministro francés, Manuel Valls, en BFMTV
EUROPA PRESS
Actualizado 12/12/2017 11:35:08 CET

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ex primer ministro francés, Manuel Valls, ha reconocido este martes que los líderes europeos deberían, según él, haberse posicionado "mucho, mucho antes" ante el proceso secesionista en Cataluña y que tendrían que haber dicho "las cosas claramente" con más antelación.

En una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, Valls ha explicado que "a veces" es necesario esperar "el momento clave" para que la realidad "se imponga", algo que, a su juicio, retrasó la reacción de los dirigentes de la Unión Europea. "La gente de Europa está muy preocupada por la prioridad, el Brexit, y salió el problema de Cataluña del panorama", ha argumentado. Eso sí, ha admitido que "es la misma cosa".

El ex primer ministro --que abandonó el partido socialista francés este año tras su derrota en las primarias después de 37 años de militancia-- ha afirmado que participará en distintos actos de la campaña electoral para los comicios catalanes del 21 de diciembre. Eso sí, no ha aclarado si se decanta por el candidato socialista, Miquel Iceta, o la candidata de Ciudadanos a la presidencia de Cataluña, Inés Arrimadas. En las elecciones presidenciales francesas, cuya primera y segunda vuelta se celebraron el 23 de abril y el 7 de mayo, respectivamente, Valls votó al candidato del nuevo partido '¡En marcha!, Emmanuel Macron, al que Ciudadanos y su líder, Albert Rivera, dieron su apoyo.

"NO VOY A DECIR A QUIÉN VOTAR"

Manuel Valls ha asegurado que no hará campaña por ningún candidato de forma directa y ha reivindicado que lo que se necesita es una España "fuerte y unida". "No voy a decir a quién votar", ha afirmado, y ha recalcado: "Estoy haciendo campaña para Cataluña, para España y para Europa".

En este sentido, ha rechazado que haya "gente humillada" tras las elecciones catalanas y ha pedido que no se pida una "revancha". "En un Estado de derecho y en una democracia se tiene que decir que hay un cuadro, hay reglas", ha defendido. Asimismo, ha remachado: "Somos socios, tenemos que respetarnos".

A su juicio, se han de construir "fuerzas políticas nuevas" en las que se aúne a la gente que piensa "igual" en cuestiones como el Estado de bienestar, el desafío del cambio climático o una profundización democrática. "Los que piensan igual a pesar de la historia de sus partidos tienen que pactar", ha aseverado.