Actualizado 17/02/2011 16:56

Vara confiesa que sintió "vergüenza" en el Senado por el uso de los "pinganillos" para la traducción simultánea

Vara insta a restablecer la unidad de mercado
EP

MÉRIDA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha confesado que sintió "vergüenza" cuando en el Senado se pusieron en marcha los "pinganillos" de traducción simultánea porque parecía un "mundo irreal" y porque los ciudadanos "no" lo entienden.

Vara ha defendido que "nunca más" puede volver a repetirse esta situación y ha advertido de que "cada día" va a "costar más" que los ciudadanos entiendan a los políticos, quienes van a "conseguir que la gente acabe no yendo a votar".

"Porque somos capaces de plantear cosas que no tienen nada que ver ni con el desarrollo ni con el progreso ni con la España de las autonomías", ha apostillado.

"Yo me escondí aquel día, estaba presente y me hubiese bajado del escaño para que no me vieran, porque me daba vergüenza", ha dicho el presidente extremeño en una ponencia organizada en Mérida por el Club de Debate de 'Iniciativa +1' y 'Empresa y Finanzas'.

Fernández Vara ha criticado que se haga y se defienda "con una absoluta naturalidad" la utilización de la traducción simultánea para permitir que el uso de varios idiomas.

Ha defendido que un ciudadano de una comunidad en la que existen dos lenguas cooficiales "tiene el derecho de poder hablar en las dos" pero tiene la "obligación" de se le entienda. "Porque su derecho termina donde empieza el mío", ha indicado el presidente autonómico.

"Yo tengo derecho a que yo lo entienda a usted; usted habla en su idioma, en el que sólo es suyo, y luego habla en el que es de los dos, pero yo no me pongo un pinganillo para escucharlo a usted", ha enfatizado Vara, quien se ha referido a esta cuestión tras apuntar la necesidad de "arreglar" de "una vez por todas" cuestiones que están "limitando" la libre circulación de personas en España "por la vía de hecho".

Ha subrayado que "no hay que solo hacer las cosas sino parecerlas", por lo que "nunca más podremos ver la imagen de dos españoles hablando a través de un pinganillo" porque "eso no es posible".

"Dos ciudadanos del mismo país no pueden hablar a través de traducción simultánea, eso es imposible, porque los ciudadanos ya no lo entienden", ha concluido Vara su disertación sobre este asunto durante su ponencia en el Hotel Velada de Mérida.