Detenidos dos hombres acusados de cometer 30 robos y estafas en cajeros de Navarra, Aragón y Cataluña

Material utilizado para robos en cajeros automáticos.
GUARDIA CIVIL
Publicado 10/10/2018 11:22:41CET

PAMPLONA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Navarra ha detenido a dos hombres de 40 y 44 años, de nacionalidad rumana, acusados de cometer 30 delitos de robo y estafa en cajeros automáticos de Navarra, Aragón y Cataluña.

Las investigaciones comenzaron tras la interposición de varias denuncias en las oficinas de atención al ciudadano de la Guardia Civil en Navarra (dos en Tudela y dos en Carcastillo) en las que los denunciantes ponían en conocimiento una serie de operaciones fraudulentas realizadas desde cajeros automáticos.

Los agentes comprobaron que la forma de actuar de los autores era similar a otros hechos denunciados en las provincias de Barcelona, Lérida y Huesca.

En algunos casos, los responsables de los hechos utilizaban el denominado 'cash trapping', que consiste en manipular físicamente el cajero automático con una pletina para impedir que el efectivo sea retirado por la víctima, quedando el dinero atascado en la pletina, para posteriormente ser extraído por los mismos manipuladores del cajero. En estos casos, a la víctima le figuraba en sus cuentas como una operación realizada, descontándosele el dinero.

Según ha explicado la Guardia Civil, en esta modalidad los detenidos eran presuntamente expertos, constándoles por hechos similares cometidos con anterioridad numerosos antecedentes y detenciones por distintos cuerpos policiales.

En otras ocasiones, presuntamente utilizaban documentación falsificada para obtener tarjetas bancarias de prepago, las cuales habían sido cargadas con dinero por ellos mismos. Posteriormente, con esas tarjetas prepago hacían una extracción de efectivo, dejando el dinero en el dispensador, sin llegar a extraerlo. Pasados unos segundos, el cajero automáticamente iniciaba la operación de recuperación de dicho dinero, para derivarlo al cajetín de rechazados, momento en el que con alguna manipulación del cajero, los autores recuperaban el dinero, sin que esa operación les supusiera merma en su tarjeta prepago, cometiéndose así el fraude a la entidad bancaria.

Este último modus operandi, detectado por primera vez en España, dificultaba la localización de los autores, ya que la entidad bancaria no era consciente del fraude hasta que se realizaba el correspondiente arqueo, dando un amplio margen a los autores para huir del lugar de los hechos.

REGISTROS DOMICILIARIOS

Después de meses de investigaciones y del análisis de toda la información obtenida, gracias a la coordinación con diferentes unidades de la Guardia Civil de las provincias afectadas y a la colaboración ciudadana, los agentes lograron identificar a los presuntos autores de los hechos denunciados, que residían en la provincia de Barcelona.

Durante las entradas y registros realizados en las localidades de Igualada y Barcelona, los agentes hallaron un taller de fabricación de pletinas listas para ser utilizadas, incautando además numerosas tarjetas bancarias de prepago, cartas de identidades falsificadas, terminales móviles y otros efectos utilizados para perpetrar los fraudes.

Los dos presuntos responsables de los hechos fueron detenidos por cuatro delitos de robo con fuerza en las cosas, 21 delitos de estafa, cuatro delitos de falsedad documental y un delito de usurpación de estado civil. Fueron puestos a disposición del Juzgado de 1ª instancia e Instrucción número 5 de Tudela.

La operación, denominada 'Hustle', ha sido llevada a cabo por la Policía Judicial de la Guardia Civil de Navarra, contando con el apoyo de la Policía Judicial de Barcelona, Zaragoza y Huesca, así como de unidades territoriales de seguridad ciudadana de las provincias afectadas.

Contador