Actualizado 20/01/2014 12:34:14 +00:00 CET

Se inicia la nueva red de abastecimiento de agua de Anue, Odieta y Ultzama

Barcina echa tierra sobre la primera piedra de la nueva red de aguas.
Foto: EP/GOBIERNO DE NAVARRA

Barcina ha colocado la primera piedra de la futura planta potabilizadora, cuyo presupuesto asciende a cerca de 6 millones

   PAMPLONA, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Las obras de la nueva red de abastecimiento de agua de la Mancomunidad de Servicios de Ultzanueta, integrada por los municipios de Anue, Lantz, Odieta y Ultzama, han comenzado oficialmente este lunes en Olague (Anue) con la colocación de la primera piedra de la futura planta potabilizadora, a cargo de la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina.

   La actuación, que tiene un plazo de ejecución de un año, cuenta con un presupuesto de 5.969.481,68 euros, de los que el Gobierno de Navarra, a través del Plan de Inversiones Locales, aporta 4.465.935,72 euros, es decir, el 90 por ciento del presupuesto subvencionable (importe sin IVA). La infraestructura aprovechará varios tramos de tuberías construidos en diversas intervenciones ejecutadas en la zona durante los años 1994 y 2007.

   Yolanda Barcina ha resaltado que la inversión global del Gobierno foral en la nueva red de aguas de Ultzanueta asciende a cerca de 2.000 euros por habitantes y que la actuación tiene por objeto que todos los navarros tengan acceso al agua, tanto en cantidad como en calidad, "en igualdad de condiciones", al margen del lugar de residencia.

   El proyecto propone la utilización simultánea y conjunta de varios manantiales de la zona, con el fin de realizar una explotación más racional y equilibrada del agua y evitar, así, el déficit que algunas de las poblaciones sufrían en épocas de estiaje. La idea es aprovechar los recursos hídricos más importantes de la zona, dejando que el resto fluya por sus cauces naturales, teniendo en cuenta que se trata de un área especialmente protegida desde el punto de vista medioambiental, ha informado el Gobierno foral en una nota.

   En el acto han estado presentes el consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Ejecutivo navarro, José Javier Esparza, y el director general de Administración Local, Francisco Pérez, así como los alcaldes de Anue (Raúl Pascal), Odieta (Alberto Urdaniz) y Ultzama (Francisco Tornaria), entre otros representantes municipales.

DOS FASES

   El proyecto contempla dos fases. En una primera fase, que se desarrollará a lo largo de este año, se mejorará el abastecimiento de agua, tanto en cantidad como en calidad, de veintitrés núcleos de población de los municipios de Anue, Odieta y Ultzama, y se dejarán para una segunda fase otros seis núcleos de estos municipios y Lantz.

   En concreto, en esta primera fase se abastecerá a los núcleos de población de Olague y Etulain, en Anue; Anocíbar, Ciáurriz, Guenduláin, Ripa, Gascue, Guelbenzu y Latasa, en Odieta; y Alkotz-Lozen, Iraizotz, Urbanización Iraizotz, Zenotz, Gerendiain, Lizaso, Auza, Larraintzar, Suarbe, Arraitz, Orkin, Ventas de Arraitz, Ilarregi y Eltso, en Ultzama.

   El servicio se extenderá en una segunda fase a los núcleos de Aritzu y Egozkue, en Anue; Ostiz, en Odieta; Urritzola-Galain, Gorrontz-Olano y Eltzaburu, en Ultzama, y Lantz.

ABASTECIMIENTO A TRAVÉS DE MANANTIALES

   La solución planteada pasa por la utilización simultánea de varios manantiales como recurso para la obtención de agua. En un principio se conectará con los nacederos de Biurrun, Usillaga, Ataketa, Ezpeleta y Lantz-Burlada, aunque no se descarta en un futuro que también se pueda captar agua de los manantiales de Biurreta y Lantz-Villava.

   El agua obtenida se almacenará en un depósito-aljibe, de 500 m3, y a través de una estación de bombeo será transportada hasta la cabecera del sistema, ubicada en Arraitz (Ultzama), que está integrada por otro depósito, de mismo volumen, y una planta de tratamiento de agua potable, con capacidad para tratar 32 litros/segundo, ampliables a 48 litros/segundo en el futuro.

   El agua ya tratada se almacenará en otro depósito, con capacidad para 2.500 m3, desde donde será distribuida a los depósitos reguladores de cada localidad gracias a los 51 kilómetros de conducciones que tendrá la instalación, 32,5 de los cuales se construirán ahora. Los 18,5 kilómetros restantes han sido construidos a lo largo de diferentes intervenciones ejecutadas entre los años 1994 y 2007.

   Las obras, dirigidas por la empresa LKS y ejecutadas por Construcciones Mariezcurrena, Arian e Hidroambiente, se completarán con la construcción de nuevos depósitos reguladores de 350 m3 para Suarbe-Eltzaburu e Ilarregi (Ultzama), 250 m3 para Ripa y Guenduláin (Odieta), 150 m3 para Eltso (Ultzama) y 125 m3 para Zenotz (Ultzama), así como la adecuación y mejora del resto.

Lo más leído

  1. 1

    Barbón advierte que "si no doblegamos la curva en una semana se optará confinamientos perimetrales"

  2. 2

    Tamara Falcó apuesta por un look 'total black' de Carolina Herrera de infarto

  3. 3

    Muy grave un hombre al recibir un disparo tras intentar atacar a unos agentes en Manzanares

  4. 4

    Iglesias y Montero cancelan su agenda tras el ingreso de sus hijos mellizos en el Gregorio Marañon por una bronquiolitis

  5. 5

    Queda en libertad el preso de ETA Rufino Arriaga, condenado por pertenencia al 'comando Madrid'