Actualizado 26/06/2014 14:40 CET

La juez procesa por lesiones al marido que disparó contra su esposa en diciembre de 2011 en Burlada

La víctima, que recibió un tiro en cada muslo, padece entre otras secuelas un acortamiento de la pierna derecha

PAMPLONA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Pamplona ha procesado por un delito de lesiones graves con deformidad al marido que disparó contra su esposa en las dos piernas sobre las 12.15 horas del 14 de diciembre de 2011 en su domicilio de Burlada. Seguidamente, el procesado, M.S.G., que se encuentra en prisión provisional, se disparó en el rostro.

El encausado, según consta en la resolución, hacía tiempo que atemorizaba a su mujer diciéndole que le iba a dejar "en un silla de ruedas para el resto de su vida".

La magistrada, que ha concluido la instrucción de la causa, requiere al procesado para que deposite una fianza de 300.000 euros para asegurar la responsabilidad civil, ha informado el TSJN.

Como consecuencia de los disparos recibidos a la altura de ambos muslos, la víctima presenta como secuelas "múltiples cicatrices, limitaciones de movilidad" y "acortamiento de la extremidad derecha de 1,5 centímetros" que le ha limitado la movilidad de la rodilla.

Asimismo, según relata la juez en el auto de procesamiento, padece trastorno depresivo reactivo, lesión del nervio ciático común con paresia (parálisis leve que consiste en la debilidad de las contracciones musculares) y "perjuicio estético con cicatrices y cojera".

Por su parte, el procesado, según un informe forense, presenta "un trastorno de ideas delirantes de entidad suficiente para anular sus capacidades intelectivas y volitivas".

La resolución puede ser recurrida en reforma ante la propia magistrada y en apelación ante la Audiencia de Navarra.