Policía Foral atiende numerosas incidencias por viento y agua en toda Navarra

Actualizado 13/02/2017 10:35:31 CET
EP/POLICÍA FORAL

PAMPLONA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

En las primeras horas de la mañana, agentes de la Policía Foral han atendido numerosas incidencias en la zona de Barranca/Sakana, una de las más afectadas por el temporal de viento. En concreto, patrullas de la comisaría de Alsasua han regulado el tráfico en la localidad por caída de carteles (algunos de ellos, metálicos) sobre la calzada, que provocaban riesgo para la circulación y viandantes.

Las rachas de viento han llegado a arrancar parte de sendos tejados en Bakaiku y en el polígono industrial Ondarria (Alsasua). También se han producido caídas de ramas y árboles en Alsasua, Orkoien y Ayegui, donde han provocado un accidente vial sin heridos, según ha informado la Policía Foral.

Además, ha sido necesario cerrar al tráfico pesado, por las fuertes rachas de viento, la Autovía del Norte (A-1) a la altura de Ziordia, donde las patrullas de la Policía Foral desvían camiones por Etxegárate y la Autovía de Leitzaran (A-15).

Durante la noche, agentes de las comisarías de Alsasua y Pamplona han intervenido en una veintena de incidencias relacionadas con el fuerte viento, que ha derribado árboles, piedras, señales de tráfico, tejas y otros elementos, muchos de los cuales han terminado en la calzada.

En la Autovía A-1 (Autovía del Norte), a la altura de Alsasua, agentes del Área de Tráfico y Seguridad de la comisaría de Pamplona y de la comisaría de Alsasua han tenido que retirar sendas señales de tráfico que habían caído sobre la calzada.

En la Autovía de la Barranca, en Uharte Arakil, un árbol ha caído y ocupaba un carril, por lo que ha sido retirado por una patrulla de la comisaría de Alsasua. Se coordinan las actuaciones en muchos casos con personal de Bomberos de Navarra y del Departamento de Obras Públicas del Gobierno de Navarra. Similares incidencias por caída de árboles se han registrado en Alsasua, Zubielqui y Orkoien.

Además, se han registrado una decena de falsas alarmas en empresas y oficinas en localidades cercanas a Alsasua y en la comarca de Pamplona. En la mayoría de los casos, se han activado por error debido a las fuertes rachas de aire, que han llegado a abrir puertas y ventanas. Varias patrullas de Seguridad Ciudadana han realizado inspecciones para descartar posibles intrusiones.