25 de mayo de 2020
 
Publicado 22/05/2020 9:48:36 +02:00CET

Los robos con fuerza se han reducido más de un 76% durante el estado de alarma en Navarra

Un coche de la Policía Foral patrulla las calles durante el estado de alarma por el coronavirus en Pamplona.
Un coche de la Policía Foral patrulla las calles durante el estado de alarma por el coronavirus en Pamplona. - Eduardo Sanz - Europa Press

PAMPLONA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

Los robos con fuerza se han reducido más de un 76 por ciento y los delitos de lesiones han descendido un 70 por ciento durante el periodo del estado de alarma en Navarra.

La Policía Foral ha estudiado la evolución de los hechos delictivos cometidos en Navarra entre el 15 de marzo y el 17 de mayo de 2019 y 2020, fechas que coinciden con el estado de alarma decretado por la crisis sanitaria del COVID-19. El análisis incluye los delitos estratégicos -contra el patrimonio, contra las personas y contra la libertad e indemnidad sexual- y los cometidos a través de las nuevas tecnologías y/o ciberdelincuencia.

En el caso de los robos con fuerza, el mayor descenso se ha registrado en los robos en vivienda, con una caída del 84% (84 robos en 2019 y 25 en 2020 en el mismo periodo) debido a tres causas: la situación de confinamiento, la restringida movilidad que impide que grupos itinerantes puedan desplazarse y la colaboración ciudadana, que cuando tiene una sospecha da aviso. En comercios los robos han descendido un 72% (de 82 a 23) y en empresas un 53% (de 36 a 17).

Los robos con violencia e intimidación han descendido un 84% (44 en 2019 frente a 7 en 2020), debido también al confinamiento y a la escasa movilidad.

Los hurtos se han reducido en un 88% (de 403 a 49). La Policía Foral ha explicado que "las causas hay que relacionarlas con la nula presencia de aglomeraciones humanas en espacios públicos y eventos, la imposibilidad de movilidad nacional de grupos criminales especializados (hurtos 'amorosos', carteristas, etc.) y el confinamiento domiciliario por parte de la delincuencia autóctona".

Sin embargo, se observa un ascenso proporcional de estos delitos a partir de la séptima semana de confinamiento, coincidiendo con el inicio del desconfinamiento infantil y las primeras fases de la desescalada.

Los hurtos relacionados con vehículo (hurto de vehículo, hurto de uso de vehículo y hurto en el interior de vehículo) también muestran un acusado descenso con respecto al mismo periodo del año anterior, 84 casos en 2019 frente a los 21 de 2020, que supone una reducción del 75%.

En cuanto a los delitos contra las personas, las lesiones se han reducido en un 70% (de 210 a 64), sobre todo por el cierre total de las zonas de ocio diurnas y nocturnas y por el confinamiento domiciliario que conlleva la nula presencia de aglomeraciones. Los hechos delictivos cometidos se deben -de manera general- a problemas derivados del propio confinamiento.

Los delitos contra la libertad e indemnidad sexual se han reducido un 57% (de 28 a 12), llegando en el caso de los abusos sexuales al 74% debido a la ausencia de ocio por las restricciones del estado de alarma, principalmente.

Por último, la ciberdelincuencia es la modalidad delictiva que menos ha descendido en este periodo, un 8%. Aun habiendo sufrido un descenso con respecto a 2019 (de 200 casos a 185), son la familia de delitos que mayor número de hechos registra, siendo estos de muy diversa índole.

Según ha señalado la Policía Foral, son especialmente relevantes las estafas de diferentes tipos, constituyendo el 84% del total de los delitos de este ámbito, seguidos de los diferentes tipos de extorsión, que suponen un 7% del total.

Contador

Para leer más