Crónica Educación.- Montilla llevará al TC el decreto de la tercera hora de castellano y anuncia ley educativa propia

Actualizado 31/01/2007 15:57:42 CET

El presidente catalán reconoce el esfuerzo del Ministerio de Educación pero tiene claro que invade competencias de la Generalitat

BARCELONA/MADRID, 31 Ene. (OTR/PRESS) -

Se veía venir. El presidente de la Generalitat de Cataluña, el socialista José Montilla, ha tomado ya la decisión de llevar al Tribunal Constitucional el decreto del Gobierno central, del que formaba parte hace solo unos meses, que regula las enseñanzas mínimas en toda España y que ha sido especialmente conocido en Cataluña por implantar una tercera hora de castellano en Primaria. Montilla, que de paso ha anunciado una Ley de Educación propia, reconoce el esfuerzo del Ministerio de Educación, pero tiene claro que la norma "invade competencias" y ha decidido presentar conlficto positivo de competencias. Se trata del primer encontronazo de este nivel entre el govern catalán postreforma del Estatut y el ejecutivo de Rodríguez Zapatero. El conflicto positivo de competencias será interpuesto "en las próximas semanas". En una entrevista a RAC 1, Montilla consideró además "insuficientes" las gestiones del Gobierno central para limar las diferencias con la Generalitat y dijo que, tras estudiar detenidamente su contenido, el decreto "invade competencias" de la administración catalana. El decreto estatal de mínimos marca el 55% de los contenidos en el caso de las autonomías con lengua propia y en el caso de Catalunya obliga a realizar una tercera hora de castellano, aunque no cuestiona que el catalán se emplee como lengua vehicular en la enseñanza. Por otras parte, Montilla anunció la aprobación "próximamente" de una Ley catalana de Educación y un decreto propio de enseñanzas mínimas en Catalunya, para lo cual el Gobierno catalán ya maneja un primer borrador para su aplicación a partir del curso 2007-2008, tal y como prevé la Ley Orgánica de Educación (LOE). Ayer, la Conselleria de Educación presentó el borrador de decreto de ordenación curricular para Primaria, en el que se establece que las escuelas podrán escoger el próximo curso entre impartir una tercera hora de lengua castellana o integrarla en otra asignatura no lingüística, como por ejemplo matemáticas o medio natural.

El resultado final es que en el primer ciclo de Primaria los alumnos estudiarán una hora y media más de o en castellano, mientras que en el segundo y en tercer ciclo será una hora. La Conselleria deja margen para que cada centro escoja cómo repartir estas horas entre toda la etapa, de manera que se llegue al total de horas al final de sexto de Primaria. Además, cada escuela podrá establecer un proyecto lingüístico específico según su realidad. Así, los colegios con gran presencia de alumnos inmigrantes y recién llegados se acogerán a la inmersión lingüística, a diferencia de escuelas ubicadas en núcleos de población con presencia mayoritariamente de catalanohablantes. Al respecto, el conseller de Educación de la Generalitat, Ernest Maragall, aseguró hoy que una tercera hora de castellano en las escuelas permitirá que "se consolide como lengua de uso general" entre los niños catalanes. El conseller aseguró que su departamento está "en condiciones" de aplicar esta hora en función del "ritmo, la intensidad y el momento que convenga", tal y como prevé el decreto estatal, más allá de la invasión de competencias que se va a impugnar ante el Constitucional.

JORDI SEVILLA NO QUIERE DRAMATISMOS

Tras el anuncio de su antiguo compañero en el Consejo de Ministros, el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, aseguró que no tiene "mayor dramatismo" que un ejecutivo autonómico y el Gobierno "podamos no opinar lo mismo". "Dejemos que sea el Tribunal Constitucional el que dirima nuestra distinta interpretación de una ley". "Forma parte esencial del sistema autonómico, ha sido así durante casi 30 años", agregó.

Sevillá recordó que ambas administraciones trabajan en la creación de una comisión para evitar precisamente que estos conflictos terminen en el Alto Tribunal. Aseguró que, respecto al decreto sobre las enseñanzas mínimas, la Generalitat "adujo sus razones" y el Gobierno le respondió. "Se ha seguido el trámite normal, el presidente de la Generalitat ha anunciado el recurso y será el Constitucional el que dirima una discrepancia. Tampoco hay que darle mayor dramatismo al asunto", insistió.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Pactos con alfileres, futuro incierto

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

La ley del péndulo

por Victoria Lafora

Fermín Bocos

Está en sus manos

por Fermín Bocos