Charo Zarzalejos.- Música para las fieras

Publicado 19/10/2018 8:01:22CET

MADRID, 19 Oct. (OTR/PRESS) -

Afirma el dicho popular que la música amansa a las fieras pero hay fieras que no se amansan con nada ni ante nada. No hubo música bastante para que los testigos del descuartizamiento del periodista saudí Jamal Khashoggi mostraran ni un mínimo de compasión ante el horrendo y espeluznante espectáculo protagonizado por el forense Salah Tabiqi. A esta fiera imposible de amansar le bastaron siete minutos para acabar con la vida de un hombre de la manera más cruel que se pueda imaginar.

Todos los relatos conocidos a través de los periódicos y televisiones apuntan a Arabia Saudí. El 2 de Octubre Khashoggi entró en el consulado de su país en Ankara. Necesitaba arreglar unos papeles para casarse. Khashoggi se había mostrado muy crítico con el régimen de su país y desde 2017 vivía en Estados Unidos. Viajaba con regularidad a Turquía para ver a su novia. Allí viajo el día 1 de Octubre. El día 2 entró en suelo saudí y nunca más se supo. Nadie desaparece por arte de ensalmo.

De inmediato surgieron las sospechas y las sospechas se han convertido en verdad, aún pendiente de concretar algunos detalles. En realidad no hace falta saber más. A Khashoggi le asesinaron de manera planeada, con suma alevosía, con extrema crueldad y quienes actuaron como fieras son saudíes. De ninguna manera cabe imaginar que actuaron de manera autónoma. Ahí estaba el cónsul y a distancia el propio régimen cuya gran apertura es que las mujeres ya pueden conducir.

¿Que hacer ante tanto horror?. ¿Como reaccionar ante un país que a la vista está, solo tiene petróleo y que por eso todos los demás países, incluido España, le perdonan todo?.

En esta ocasión y ante la evidencia del horror el foro económico "Iniciativa de Inversiones de Futuro", previsto para la próxima semana en Riad va a quedar seriamente deslucido. Empresarios americanos han dicho que no van. A estas ausencias se han sumado la presidenta del FMI, el presidente del Banco Mundial y el ministro francés de Economía. Esta lista de ausencias debería ser mayúscula. Nadie debería asistir a esta cita . De ninguna de las maneras se puede mirar para otro lado y solo si Arabía Saudi se tuviera que enfrentar al boicot mundial a su petróleo, solo entonces, quizás, el régimen comenzaría a reflexionar.

Es cierto que la política internacional está llena de contradicciones porque al mismo tiempo que los países más avanzados y democráticos claman por los derechos humanos, a la hora de hablar de dinero y transacciones comerciales esos derechos humanos, cuando se reclaman, se hace con la boca pequeña, sin poner en peligro el negocio de turno.

Ignoro si a la reunión de "Iniciativa de Inversiones de Futuro" está prevista la asistencia de alguna autoridad y empresarios españoles. Si asisten sería un motivo de vergüenza para muchos españoles entre los que me encuentro. ¿Tanto cuesta entender que hay fieras a las que la música no amansa?