Actualizado 22/07/2010 12:00:58 +00:00 CET

Consuelo Sánchez-Vicente.- Barbas a remojar con los impuestos.-

MADRID, 22 Jul. (OTR/PRESS) -

El pleno del debate del estado de la Nación y del techo del gasto, último de la temporada, nos ha dejado una noticia de poner las barbas a remojar. Habrá nueva subida de impuestos, lo ha confirmado el propio presidente, su "idea" es pedir "nuevos esfuerzos", según dice, sólo a los ciudadanos con "alta capacidad económica", bien incrementado el tramo final del IRPF o mediante la creación de un impuesto específico para ricos. Pero seguimos sin saber lo que el señor Rodríguez Zapatero entiende por "alta capacidad económica". Lo de las barbas lo digo porque las cantidades con denominación de origen socialista que vienen barajando los medios de comunicación apenas superan los 100.000 euros al año como punto de salida. Aunque se trata sin duda de una cantidad que proporciona más que un buen pasar a miles de profesionales en nuestro país (y no pocas envidias), está muy lejos de lo que se entiende comúnmente por 'ser rico'.

Una vez adoptada la decisión, que es lo difícil por su escasa popularidad, que el Gobierno tienda a abrir lo más posible el abanico de la subida para recaudar todo lo que pueda es lo natural y lo más racional desde el punto de vista económico. Para poder soñar siquiera con cumplir los objetivos de reducción del déficit que la UE "le ha marcado" al Gobierno, hay que gastar menos pero también ingresar más. Desde que empezó la crisis, la curva de la caída de los ingresos fiscales en España es un 'picado' inversamente proporcional al incremento del gasto público. Lo de las barbas, en fin, tiene que ver con que el simple desglose de los impuestos españoles ofrece en el IRPF un porcentaje de 'ricos' muy poco significativo a efectos económicos para las arcas de Hacienda, y lo que persigue la "idea" de Zapatero es allegar la máxima cantidad de recursos a nuestras exhaustas arcas públicas.

El cómo y el cuándo más o menos se intuye, pero no a quién. Después de que el presidente del Gobierno puntualizase en respuesta al líder del PP que "si hay que pedir nuevos esfuerzos a los españoles lo haré, lo haré en los PGE", la impresión que se asentó ayer en los pasillos del Congreso es que optará por el IRPF. Hasta que Zapatero defina 'rico', sin embargo, no sabremos a quien le toca, y el tramo de arranque de la subida no se conocerá hasta después de vacaciones. Sí sabemos, de memoria, que la necesidad aprieta, eso sí; así que, barbas a remojar, en la playa si quieren, por si acaso, que el afeitado en seco duele más.