Fermín Bocos.- Sánchez se la juega

Actualizado 20/10/2015 12:00:32 CET

MADRID, 20 Oct. (OTR/PRESS) -

Sánchez juega fuerte. En el filo de la navaja. Sólo la victoria le salvará de los mismos que ahora dentro del partido aplauden sus proclamas triunfalistas. Al frente del Partido Socialista, sólo o en unión con otros, puede ser el próximo presidente del Gobierno de España. Pero está por ver lo que dirán las urnas la noche del 20 D.

Sánchez se hizo con el timón del PSOE por votación libre pero sin contar con el apoyo del núcleo "pata negra" del partido. Felipe le miraba con distancia, Susana Díaz con recelo, y de manera abiertamente hostil los partidarios de Madina: cuadros, "aparachis", izquierdistas retóricos. Pese a los escasos pronósticos acerca de su victoria, Sánchez triunfó.

Y fue entonces cuando empezó a desvelar una personalidad presidencialista. La limpia entre sus antiguos compañeros de la Federación Madrileña empezó por la cabeza. Liquidó a Tomás Gómez para poner al seráfico Ángel Gabilondo con una explicación basada en expectativas demoscópicas que sólo le compraron los enemigos de Gómez, que no eran pocos. Fue un golpe de autoridad que puso en estado de vigilia a las veteranos del partido. "Así no se hacen las cosas" --comentó más de uno, pero sólo Antonio Miguel Carmona, candidato a la alcaldía de Madrid, se atrevió a decirlo en voz alta. Así le fue. Perdidas las elecciones, Sánchez liquidó a Carmona como portavoz nombrando en su lugar a una desconocida.

Después, en el trance de hacer las listas para el 20 D, Sánchez dio un campanazo fichando a la excomandante Zaida Cantera. Para muchos, una ocurrencia. En la misma estela han apuntado otros el fichaje de Irene Lozano, hasta hace unos días diputada de UPyD. Desde luego, no es lo mismo. Irene Lozano es una parlamentaria muy trabajadora. Nadie pone en duda ni su capacidad dialéctica ni su compromiso con la imprescindible regeneración democrática del país. Pero ha sido látigo del PSOE --como lo fue en su día, por cierto, Rosa Aguilar--, y muchos de los veteranos del partido se la guardan. Al imponerla como candidata avanzada en la lista de Madrid, Sánchez ha pisado muchos callos. Ni Felipe González en tiempos del PAD (Fernández Ordóñez, Javier Moscoso) se atrevió a tanto. Queda dicho: Sánchez se la juega. Ante los suyos, sólo le salvará la victoria.

Para leer más

OTR Press

Antonio Casado

Torra, "torrat"

por Antonio Casado

Fermín Bocos

Un peligro público

por Fermín Bocos