Fernando Jáuregui.- No te va a gustar.- Alguien debería prohibir prohibir.

Actualizado 28/07/2010 14:00:36 CET

MADRID, 28 Jul. (OTR/PRESS) -

Vivimos tiempos en los que la invasión del Gran Hermano en nuestras vidas se hace a veces insoportable. Nos habilitaron salas-ghetto para los fumadores, pero ahora hasta eso se trata de quitar, para que el humo quede erradicado de nuestros pulmones; nos quisieron privar de las hamburguesas, por nocivas a nuestras salud y, luego, de las 'chuches' que engordan a nuestros niños; nos reglamentan la velocidad del coche según criterios jamás bien explicados, deciden desde cuándo se puede o no abortar, a qué edad hay que decirles a los hijos adoptados que lo son, en qué idioma hay que rotular los carteles de las tiendas, qué campañas electorales han de cubrir las televisiones privadas...

Ahora, en Cataluña -pero cundirá el ejemplo en otros lugares, lo verán-, quieren prohibir los toros, como en determinados campamentos juveniles prohibieron la retransmisión de la final mundial de fútbol, porque jugaba 'la Roja', o cómo quieren multar en Barcelona a los taxistas que, eufóricos por los triunfos deportivos nacionales, colocan la enseña española en las antenas de su vehículo.

Ya sé, ya sé, que tanto afán de prohibir tiene unas innegables connotaciones políticas, unos afanes por denostar 'lo español' que, en ocasiones, puede adquirir tintes ridículos. Pero quisiera sobrevolar ahora esta obviedad para incidir en otra: nuestra clase política, sea catalana, gallega, madrileña o andaluza, justifica su existencia en una sobreabundancia de reglamentismo. Han decidido que es preciso regular nuestra vida desde que nacemos hasta que morimos, supongo que velando, como buenos padres, por nuestra salud física, mental y moral.

Convencidos de que la regulación autónoma que una sociedad civil sana se da en virtud de las leyes inmutables de la oferta y la demanda acabarán dando con nosotros en los infiernos, los gestores de la cosa pública -a los que, para colmo, elegimos y pagamos los ciudadanos_ han decidido irrumpir también en la cosa privada, incluyendo el apartado 'pan y circo' en el que se incluye la subespecie 'tauromaquia'. Por ejemplo.

Eso sí: mientras, sin duda con la mejor voluntad, se nos complica (quiero decir encauza, perdón) la vida, los grandes temas, desde la inevitable reforma del Estado autonómico hasta la cada vez más inaplazable reforma constitucional, pasando por una ley de huelga que evite ciertos desmanes, quedan siempre para mañana. Y, así, la casa no termina jamás de estar barrida. Pero eso sí, la reglamentación sobre el tratamiento que hemos de dar a la basura acumulada es exhaustiva.

 

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

A mitad de partido

por Francisco Muro de Iscar

Rafael Torres

La tristeza de Trapero

por Rafael Torres

Fermín Bocos

Un escándalo

por Fermín Bocos

Lo más leído

  1. 1

    Un hombre compra una bicicleta robada de 1600 euros por poco más de 90 y pide ayuda en Twitter para encontrar a su dueño

  2. 2

    VÍDEO: Los guardas de seguridad de Aerosmith impiden al batería Joey Kramer entrar a ensayar con la banda

  3. 3

    El Supremo acuerda por unanimidad respaldar la decisión de la JEC que retiró el escaño a Torra

  4. 4

    Iglesias recuerda que a los hijos "se les incribe en el registro civil no en el de la propiedad"

  5. 5

    Agujeros negros filtran pelusa cuántica como predijo Stephen Hawking

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista