Actualizado 20/12/2010 13:00 CET

José Cavero.- De Madrid a Valencia, de Barcelona a París.

MADRID, 20 Dic. (OTR/PRESS) -

Después de muchos años de trabajo silencioso, estos días finales de año se han producido dos inauguraciones formidable en tres de alta velocidad: El Madrid-Valencia, y viceversa, y el Barcelona-París y regreso... No hay duda de que una y otra rutas nos aproximan a nuestro país y al resto de la Europa Comunitaria. Han tenido que pasar unos cuantos años para llegar a estas estaciones de final de etapa, y han sido muy cuantiosas las inversiones realizadas. Pero puede celebrarse este final de año feliz en estas materias de la gran velocidad por ferrocarril, que nos sitúa, a los españoles, en un lugar de preferencia y hasta de honor, en esta materia.

En efecto, mientras "los centralistas" celebrábamos el Madrid-Valencia "y alrededores", el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, subrayaba, también este domingo el nuevo enlace rápido entre la capital catalana y París, que se realiza parcialmente en AVE, porque "está en juego el futuro social y económico de Barcelona, Cataluña y todo el arco mediterráneo", según ha dicho en declaraciones a los periodistas antes de que partiera el primer convoy de la estación de Sants, a las 9.00 horas en este nuevo enlace que prevé transportar tanto a personas como mercancías, algo "fundamental" para la dinamización de las ciudades que se encuentran en el trayecto.

Hereu ha calificado de "muy significativo" el que considera el primer paso hacia la conexión con AVE "normalizada" con Francia, ya que el nuevo trayecto se efectúa a través del túnel del Pertús, por donde pasa el tren de alta velocidad. Hereu, sin embargo, no ha subido al tren como sí lo han hecho, con destino a Valencia, los Reyes, el presidente Zapatero, los ministros Blanco y Pajín... Los madrileños-valencianos ya podemos llegar en hora y media a "la otra ciudad", "su playa" o su capital, respectivamente. En cuanto al trayecto Barcelona-París, tiene una duración de siete horas y 25 minutos, por lo que se reduce en una hora y cuarto.

La ruta combinará trenes de ancho convencional y ancho internacional de manera transitoria hasta la inauguración del tramo de alta velocidad entre Barcelona y la frontera francesa, previsto para 2012. Los billetes se pusieron a la venta el 23 de noviembre, y se han vendido 3.174 para el trayecto de Barcelona-Figueres y 877 hasta la capital francesa.

Y ahora, los gallegos empiezan ya a soñar con el calendario comprometido que aproximará Madrid a Galicia. Sin duda, va a ser ésta una legislatura de formidables avances en tren de alta velocidad, tras un largo período de espera...