25 de febrero de 2020
 

José Cavero.- Se retrasa veinticuatro horas el sumario del caso Gürtel.

Actualizado 06/04/2010 14:00:18 CET

MADRID, 6 Abr. (OTR/PRESS) -

El juez instructor del 'caso Gürtel' en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, ha citado para este martes a las partes personadas en la causa para facilitarles las claves de entrada al portal web, en el que tendrán acceso a los 50.000 folios del sumario sobre los que se ha levantado el secreto. El magistrado, que desde hace un año investiga una trama de corrupción ligada a altos cargos del PP, ha dictado una providencia en la que comunica a los imputados y las acusaciones que mañana, a partir de las 9.00 horas y hasta las 14.00 horas, deberán comparecer en el tribunal para recoger "en sobre cerrado" la identificación de la dirección de la página web y sus contraseñas de acceso. Antonio Pedreira ha considerado que este método es el mejor para dar traslado a las partes del contenido del sumario, dado "el ingente volumen de documentación intervenida o requerida a diversas entidades públicas y privadas", y que además garantiza los requisitos de seguridad, integridad y confidencialidad, al ser accesible sólo a los usuarios registrados. Los imputados y las acusaciones tendrán así acceso a la parte de la investigación que se ha instruido en ese tribunal, ya que Pedreira levantó a principios del pasado mes de octubre el secreto del sumario sobre las actuaciones llevadas a cabo por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Entonces se entregó a los procuradores un DVD con las actuaciones, pero en esta ocasión el TSJM ha dispuesto un 'entorno web' al que los abogados podrán acceder con unas claves personales para consultar la causa.

Entre las actuaciones que salieron a la luz en octubre pasado, figuraban las conversaciones que los tres acusados que permanecían en prisión en ese momento -el considerado responsable de la trama, Francisco Correa, y sus dos principales colaboradores, Pablo Crespo y Antoine Sánchez- habían mantenido con sus abogados en el centro penitenciario. Posteriormente, el TSJM consideró "ilícitas" esas escuchas al estimar que vulneraron el derecho de defensa y ordenó que quedasen sin efecto, lo que ha obligado a Pedreira a "expurgar" del sumario las actuaciones derivadas de tales conversaciones. Este martes podría conocerse una lista actualizada de los cerca de 80 imputados en el caso, cifra que puede verse "adelgazada". La parte del sumario que las partes podrán conocer ahora contiene, entre otras cosas, las actas de las declaraciones que Correa, Crespo y Sánchez prestaron ante Pedreira, que les interrogó nada más asumir la causa después de que Garzón se inhibiera en su favor. Durante el año en el que ha estado investigando el caso, el juez ha cursado una quincena de comisiones rogatorias a países como Suiza, Mónaco, el Reino Unido, Estados Unidos y Panamá para tratar de averiguar el destino del dinero supuestamente desviado por la red de corrupción, pero éstas seguirán bajo secreto de sumario para no perjudicar las investigaciones. No han aportado ningún dato a los investigadores los cargos institucionales del PP imputados, porque tanto los diputados autonómicos Alberto López Viejo, Alfonso Bosch y Benjamín Martín Vasco -que siguen en la Asamblea de Madrid como no adscritos- como los alcaldes o ex regidores de localidades como Boadilla del Monte (Arturo González Panero), Arganda del Rey (Ginés López) o Pozuelo de Alarcón (Jesús Sepúlveda) se negaron a declarar.

Pedreira no ha limitado sus pesquisas a Madrid, ya que en la causa figura un informe policial -llamado 'Orange Market SL. Sistema de facturación y financiación de los actos del Partido Popular de la Comunidad Valenciana'- que habla de una doble facturación de cada uno de los eventos que la citada empresa organizaba para el partido en esa región. No se conocerán, en cambio, las relaciones con el senador del PP y ex tesorero de este partido Luis Bárcenas y el diputado Jesús Merino, que se tramitan en el Tribunal Supremo, que el pasado 17 de marzo prorrogó por octava vez, y por un mes, el secreto de la causa.

Hoy se supo que el cabecilla de la trama, Francisco Correa, pretende pagar la fianza de 86 millones de euros que le ha impuesto el juez con el importe de los bienes que ya tiene embargados. Pedreira requirió el pasado miércoles a Correa y otros destacados miembros de la red (entre ellos, Álvaro Pérez, el Bigotes, y la ex esposa de Correa) para que aportaran una fianza global de 116 millones de euros por dinero no declarado al fisco y procedente de actividades supuestamente ilícitas. El juez Pedreira dio a todos ellos un día de plazo para que las abonasen. Según fuentes de las partes, no hay constancia de que ninguno haya abonado aún una fianza orientada a asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudieran derivarse de una eventual condena. Las fianzas impuestas están basadas en un informe de la Agencia Tributaria sobre cuotas correspondientes al IRPF e impuesto de patrimonio no abonadas por Correa y otros implicados de la red corrupta entre los años 2002 y 2007. Mañana tendremos mucho material nuevo sobre un caso inagotable*