Escaño Cero.- Agua fría

Publicado 23/01/2014 12:00:03CET

MADRID, 23 Ene. (OTR/PRESS) -

Desde el Fondo Monetario Internacional se asegura que la economía española va a crecer más de lo previsto, lo que sin duda es una buena noticia si no fuera porque las previsiones de los organismos internacionales fallan más que una escopeta de feria. Pero no se trata de ser agoreros, vamos a quedarnos con que efectivamente España está en la senda de la recuperación. Bienvenida sea.

Pero mientras desde el FMI nos auguran un futuro mejor, desde Bruselas nos rebajan las muestras de euforia. Bueno, en realidad, se las rebajan al Gobierno, porque los ciudadanos de a pie no estamos precisamente eufóricos.

Ahora ha sido el comisario Lászlo Andor quien ha dicho que en España hay un 28,2 por ciento de ciudadanos en riesgo de pobreza y exclusión social. Pero ha dicho más, ha dicho también que en España no se está creando "empleo de calidad".

En realidad no hacía falta que nos los dijeran desde Bruselas, ya lo sabemos, lo vivimos todos los días. Y es que el que haya un veintiocho por ciento de personas rozando la pobreza es como para que los responsables políticos no duerman por la noche y se dediquen de verdad a lo urgente e importante, que no es otra cosa que poner las bases para que se cree empleo. Pero ojo, empleo de calidad, porque el empleo que se crea en nuestro país deja mucho que desear.

La reforma laboral lo único que ha producido hasta ahora, además de facilidades para despedir a los trabajadores, es que los empleos que se van creando sean precarios y con salarios con los que a duras penas se puede mantener no ya una familia sino una persona sola.

O sea que el comisario Lászlo Andor ha dado en la diana, el problema es que si hemos llegado hasta aquí es precisamente porque desde Bruselas se han puesto condiciones y se han exigido medidas draconianas para que afrontáramos la crisis. Así que los mismos que nos han llevado a empobrecernos son los que muy ufanos dicen que a ver si los españolitos somos capaces de crear mejores empleos. También nos señalan que hay demasiadas familias dependiendo de los "abuelos" y que las prestaciones sociales son insuficientes. O sea la gallina.

Ya digo que es el colmo porque es precisamente desde Bruselas desde donde se ha puesto en marcha unas cínicas políticas encaminadas a recortar en el "Estado de bienestar" de los europeos. Claro que solo hay que mirar quién gobierna desde Bruselas, que no son otros que los representantes de partidos conservadores, y no solo eso, algunos economistas que jugaron a financieros y trabajaron en algunos de esos bancos que especulaba con dinero virtual provocando la catástrofe que aún padecemos.

Pero dicho esto, hay que decir que sí, que tiene razón el comisario Lászlo Andor, que cada vez hay más personas desesperadas porque no encuentran empleo, y que quienes lo encuentran tienen que aceptar sueldos que apenas llegan para pagar las necesidades básicas, y que efectivamente si no fuera por la pensión de los abuelos, muchas familias ni siquiera podrían comer.

De manera que cuando nuestros gobernantes sacan pecho y aseguran que las cosas van mejor hay que decirles que puede que las grandes cifras, la macroeconomia, vaya mejor, y que nos alegramos, pero lo que es la vida real, la de los ciudadanos de a pie no ha mejorado, que continúan los despidos en las empresas, que los sueldos son míseros, que no hay empleo de calidad.

Pero me temo que si algo les falta a los políticos, a todos sin excepción, es un buen baño de realidad. Y a ser posible un baño frío, para que sepan de que va.

Para leer más

OTR Press

Victoria Lafora

Seguirán viniendo

por Victoria Lafora

Luis Del Val

¡Qué raro!

por Luis Del Val

Charo Zarzalejos

Disputa por la oposición

por Charo Zarzalejos