Mabel Redondo.- Entre Bambalinas.- Eugenia Martínez de Irujo y Tamara Falcó apoyan a Jorge Vázquez

Actualizado 19/09/2009 14:00:21 CET
Actualizado 19/09/2009 14:00:21 CET

Mabel Redondo.- Entre Bambalinas.- Eugenia Martínez de Irujo y Tamara Falcó apoyan a Jorge Vázquez

MADRID, 19 Sep. (OTR/PRESS) -

Aún no ha terminado el verano oficialmente pero la moda no descansa y días previos al pistoletazo de Cibeles, el joven y talentoso diseñador Jorge Vázquez presentó en el Hotel Santo Mauro de Madrid su reciente colección primavera verano 2010.

A la cita acudieron sus más incondicionales y mediáticas amigas a destacar especialmente dos; Eugenia Martínez de Irujo y Tamara Falcó. La primera disfrutó del desfile en compañía de tres amigas con las que charló animadamente y compartió algún mojito. No es de extrañar, porque esta fue la bebida más solicitada en la presentación. Eugenia gana en las distancias cortas, es simpática; eso ya lo sabía yo porque hemos coincidido ya en varios saraos; es lista, conoce bien a la prensa y no me sorprende el control que ejerce en sus palabras, por ejemplo, no deja de sonreír mientras pronuncia casi constantemente un :"no voy a hablar de nada, de verdad", ese "nada" incluye varios temas a saber: el de su vida en general, el de su madre con Alfonso Diez, el de su ex Fran Rivera con su nueva novia la bailaora Cecilia Gómez y el contencioso que su hermano Cayetano tiene con Ana Obregón por aquellas sonadas declaraciones que hizo hace diez años y en las que la actriz insinuaba que el jinete le había tendido una trampa a Alessandro Lequio metiéndole drogas en la maleta.

La bióloga ha intentado quitarle hierro al asunto, pero Cayetano no perdona y pide que el peso de la Ley recaiga sobre Obregón. De lo que sí me habló Eugenia fue de lo contenta que está con la recuperación y la vitalidad que desprende su madre la Duquesa de Alba allá donde va y también que ya se prepara para su próxima campaña con Tous, la firma que representa desde hace años.

A Eugenia le habría gustado quedarse más tiempo con sus amistades, pero una llamada de su hija Cayetana diciéndole que la echaba de menos la hizo salir volada del Santo Mauro. Me cuentan que la pequeña que ya tiene diez años tiene una gran complicidad con su madre y como es lógico a esa edad, la bombardea a preguntas cuando ve que Eugenia se prepara para salir de fiesta.

Una vez más la Duquesa de Montoro coincidió con Carla Goyanes. No se saludaron a pesar de que sus mesas estaban una frente a otra y la separación era escasa. La modelo iba muy bien acompañada de su novio Jorge con quien lleva saliendo siete meses, está ilusionada y quien sabe si este es el definitivo. De momento doy fe de que el joven se lleva de maravilla con la familia de su novia. La pareja compartía mesa con Cari Lapique, con Caritina embarazada de tres meses y con el marido de esta Antonio Matos. Será el primer nieto para los Goyanes, todavía no saben el sexo del bebe pero la futura mama desea que sea niña y si es así tiene claro que le pondría de nombre Cary.

Tamara Falcó Preysler llegó la última al más puro estilo "estrella de relumbrón", no dijo ni "mu", eso sí, la sonrisa no se le borró ni un instante mientras posaba con el diseñador. Nos quedamos con las ganas de preguntarle como le iba con su novio Marco Noyer y si tiene planes de boda porque en cuanto se cerró el desfile salió enfilada por la puerta para evitar un nuevo encuentro con la prensa.

Laura Pamplona me contó que está encantada con su debut en la industria discográfica. La actriz creó el dúo "Sweet Wasabi" con su pareja el batería Pedro Barceló; "desde que trabajamos juntos conozco más a mi marido, me gusta y le admiro muchísimo. Este trabajo nos ha unido aún más, estoy muy contenta y no nos va mal. Cuando canto me siento muy libre, la sensación me reconforta".

Otras habituales en el show room de Jorge Vázquez son Leonor Watling y Martina Klein. Son amigas y madres por lo que no es de extrañar que intercambien impresiones sobre sus experiencias con los pequeños.

A Martina le brota la sonrisa cuando habla de su hijo Pablo de cuatro años. La simpática modelo y Alex de la Nuez pusieron fin a su relación hace casi dos años, sin embargo su trato es cordial, especialmente por el bienestar del hijo que la pareja tiene en común.