Actualizado 26/11/2010 17:40 CET

Indra prevé exportar el modelo andaluz de salud digital a Latinoamérica y Oriente Medio

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero
EP

SEVILLA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director general de Operaciones de Indra, Santiago Roura, ha anunciado este viernes que su compañía, especializada en el desarrollo e innovación de la salud digital, está trabajando para exportar los modelos que ya ha desarrollado para la sanidad pública andaluza, como la receta electrónica (Receta XXI) o la historia única digitalizada (Diraya), a otros mercados emergentes como el Latinoamericano y Oriente Medio.

En declaraciones a los periodistas en Sevilla tras inaugurar, junto con la consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, un nuevo centro de excelencia "en el que trabajan ya alrededor de 200 profesionales todos especializados en tecnologías para la salud", Roura ha destacado además que el modelo sanitario andaluz "es un ejemplo y referente internacional", tanto en su modelo de atención sanitaria "como de aplicación de nuevas tecnologías al servicio de la salud".

De hecho, ha enfatizado que este valor añadido es el que ha movido a Indra ha iniciar "un plan muy ambicioso de internacionalización y exportanción de estas experiecias y tecnologías --ya desarrolladas en Andalucía-- por todo el mundo".

Al hilo de ello ha aludido a las experiencias que, "sobre las bases del modelo andaluz", ya han comenzado en países como Brasil y Portugal. "Pensamos que hay un recorrido importantísimo a la hora de poder desarrollar conceptos como el de medicina personalizada y predictiva o la gestión de los pacientes crónicos a partir de la telemedicina", ha proseguido Roura, quien se ha mostrado "convencido" de que en este campo "hay un modelo de negocio seguro".

Así, ha avanzado que desde Indra "estamos visualizando ya a corto plazo dos grandes ámbitos geográficos de negocio, que son Latinoamérica en general, partiendo de Brasil que puede convertirse en una experiencia para el resto de países del entorno, y la zona del mediterráneo y Oriente Medio, en la que percibimos que son países que ven en el sistema sanitario andaluz un modelo al que referirse de cara al futuro".

Por su parte, la consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, ha valorado a la compañía Indra como "un gran socio tecnológico" del Gobierno andaluz y ha destacado su papel "en el proyecto más importante y ambicioso para nosotros, como ha sido la implantación de la historia clínica única (Diraya)".

Así, ha destacado que el Diraya confiere numerosas ventajas tanto al médico como al paciente, "como la no duplicidad de pruebas o no realizar desplazamientos innecesarios".

"Llevamos una década trabajando en el Diraya, lo que ha permitido que más del 98% de la población tenga ya una historia homologable o similar", ha subrayado Montero, quien ha aludido a diferentes estudios europeos que han puesto de manifiesto que "por cada euro que se invierte en tecnología de la salud, obtenemos un retorno del doble de lo que se invierte, lo que significa que a medio plazo la inversión retorna".

CASI 500 MILLONES DE BENEFICIO PARA EL SSPA

En concreto, un estudio de la Comisión Europea que mide el impacto socioeconómico de sistemas de historia clínica digital y receta electrónica, determina que cada euro invertido en Diraya logra 1,7 de beneficio al sistema sanitario público

Además, la implantación en Andalucía de la aplicación informática Diraya ha logrado beneficios para el sistema sanitario público andaluz valorados en 493,7 millones de euros.

La cuantificación de este beneficio se deriva de factores como la reducción de un 20% de las visitas del médico de familia de los pacientes con tratamientos de larga duración, lo que supone ahorro de tiempo a los profesionales y costes de desplazamiento para los pacientes, según indica el citado estudio.