La desinformación, el aprendizaje automático y la desconfianza sobre el uso de los datos marcarán las amenazas en 2020

Ciberseguridad
Ciberseguridad - PIXABAY/CC/VISHNU_KV - Archivo
Publicado 13/12/2019 18:46:57CET

   MADRID, 13 Dic. (Portaltic/EP) -

La desinformación, el aprendizaje automático, la desconfianza sobre el uso de datos personales y las vulnerabilidades de las ciudades inteligentes estarán en el centro de las ciberamenazas en 2020, como recoge el estudio de ESET.

   La tecnología avanza a grandes pasos; el desarrollo de la Inteligencia Artificial y el aprendizaje automático, el Internet de las Cosas (IoT) o las ciudades inteligentes son algunas de las áreas que mayor desarrollo van a experimentar el próximo año.

   Al igual que estas tecnologías ayudarán a mejorar la vida de las personas, también pueden afectar de manera negativa, ya que los ciberdelincuentes se aprovecharán de los avances tecnológicos para ejecutar ataques contra sistemas de seguridad desfasados.

   Un estudio realizado por la empresa de ciberseguridad ESET ha recogido los cinco desafíos de ciberseguridad a los que nos enfrentaremos en 2020. Destaca, en primer lugar, que la desinformación se hará más intensa.

   En las elecciones presidenciales de Estados Unidos celebradas en 2016 nació el término 'Fake News'. Esta técnica es la mayor causante de la desinformación al presentar noticias falsas como si fuesen verdaderas. Con ello los ciberdelincuentes consiguen hacer de la información un arma que va a estar presente en los años futuros, como ha señalado el experto en seguridad global de ESET, Tony Anscombe.

   Las amenazas también se puede dar a través del aprendizaje automático. Los avances en Inteligencia Artificial se han colocado como una de las áreas tecnológicas más importantes debido a la infinidad de posibilidades que aporta.

   Sin embargo estos avances también pueden ser aprovechados por los ciberdelincuentes en sus procesos de ataque, como por ejemplo con el 'deep fake', una técnica que permite editar vídeos falsos de personas que aparentan ser reales.

   Otro de los aspectos que preocupan son las políticas de privacidad de los datos personales. Todavía existe desconfianza sobre el uso que hacen las empresas de los este tipo de datos, pese a que muchos países han actualizado sus políticas sobre notificación de brechas de datos.

Según Lysa Myers, investigadora de ESET, hasta que no se formalicen las multas a las grandes corporaciones, este problema no desaparecerá. Myers recuerda también la necesidad de dar un paso adelante en el uso de la autenticación multifactor, dejando atrás el sistema de nombre de usuario y contraseña

    Las ciudades inteligentes son un concepto que lleva presente varios años. Más ddel 80 por ciento de los edificios nuevos lleva incorporado algún dispositivo IoT, sin embargo la inversión en seguridad no crece en la misma medida. La investigadora de ESET Cecilia Pastorino explica que los ataques de 'malware' en ciudades inteligentes son cada vez más comunes. Por ello, es importante proteger los sistemas que utilizan las infraestructuras o edifición inteligentes.

   Por último hoy en día las empresas tienen la necesidad de digitalizarse para mejorar su movilidad. Pero como señala el investigador senior Camilo Gutiérrez Amaya, "el problema es que la velocidad de adopción de tecnologías que facilitan la movilidad no siempre va acompañada de las políticas de seguridad necesarias".

   Los resultados de este informe muestran que a medida que se ha ido avanzando en las diferentes áreas de la tecnología, las medidas de protección y seguridad se han quedado retrasadas. Por lo que empresas y ciudadanos tienen que trabajar para alcanzar los mismos niveles de progreso en términos de seguridad.

Para leer más