Actualizado 19/08/2011 12:33

Cuando la fotografía se encontró con las redes sociales

Instagram
PORTALTIC

MADRID, 19 Ago. (Antonio R. García/Portaltic) -

Las redes sociales y las fotografías han estado muy ligadas desde el principio. El objetivo de este tipo de servicios ha sido siempre facilitar la comunicación entre usuarios, y en muchas ocasiones los usuarios se han centrado en compartir instantáneas.

Al decir red social, muchos usuarios piensan automáticamente en servicios como Facebook o Tuenti, sistemas que en parte han llegado a sus niveles de popularidad gracias a la posibilidad de publicar fotos. El interés de los usuarios por las fotos ha hecho que en muchas ocasiones estos servicios tengan precisamente ese objetivo para los usuarios, compartir fotos.

La proliferación de servicios ha hecho que algunos de ellos se especialicen en perfiles concretos, como por ejemplo Linkedin, y otros en contenidos. En este sentido, la fotografía no ha faltado a su cita con el interés general y han nacido varias redes sociales con la fotografía como motor principal. El Día Internacional de la Fotografía es un momento ideal para hacer un repaso a estas redes sociales que viven por y para la fotografía.

Una red social-aplicación ha conseguido destacar de forma evidente respecto al resto, y todo pese a estar disponible solo para usuarios con iOS. Se trata de Instagram, un servicio con apenas 10 meses de vida que ha conseguido cautivar a más de 10 millones de usuarios.

INSTAGRAM CREA INSTAGRAMERS

Las fotografías hablan por sí solas, ese es el concepto de Instagram. La red social, desarrollada en forma de aplicación para iOS, permite a los usuarios crear un perfil en el que ir publicando fotos. Los que han probado el servicio sabrán que es altamente adictivo y que las posibilidades que ofrecen van mucho más allá de lo que parece a simple vista.

El verdadero atractivo de Instagram, además de su carácter social, es la posibilidad de transformar las fotos de una forma sencilla. La aplicación ofrece a los usuarios la posibilidad de aplicar filtros a sus fotografías con un solo clic.

Al hacer una foto, los usuarios deben pasar por la pantalla de filtros. En este apartado se puede seleccionar entre un gran número de posibilidades que transforman las fotografías y las personalizan de una forma espectacular. Efectos de luz, alteraciones de saturación o cambios en el contraste, todo de forma predeterminada pero cada uno distinto.

Las posibilidades de Instagram hacen que todas las fotos sean especiales y convierte a los usuarios en auténticos artistas. Esta red social funciona con un sistema de seguimiento como el de Twitter en el que los usuarios pueden seleccionar a otros miembros para estar al tanto de sus novedades, comentar las fotografías y hacer 'me gusta'.

El éxito de Instagram es un hecho y algunos usuarios han ido más allá creando un movimiento llamado Instagramers. Se trata de usuarios fans del servicio, amantes declarados de Instagram que comentan sus novedades, comparten sus fotografías y se conectan por toda la Red.

PICPLZ, EL INSTAGRAM MULTIPLATAFORMA

El gran contra de Instagram es que está disponible solo para iOS. Pensando en el público en general nació PicPlz, un servicio con características similares a la red social de fotografía anterior pero abierta a todos los públicos.

La estructura de PicPlz es muy parecida a Instagram. Los usuarios deben acceder a través de un perfil de Facebook o Twitter. Al hacer, las personas a las que sigue o que son sus amigos pasan a estar disponibles como contactos en PicPlz y se pueden ver sus fotos.

A la hora de publicar fotos, PicPlz también ofrece diversos filtros como Instagram y el procedimiento es el mismo. En esta red social también hay un apartado dedicado a fotografías destacadas, que los usuarios pueden comentar, marcar como 'me gusta' e incluso seguir al autor.

La gran diferencia entre los servicios es la ya comentada, que PicPlz es multiplataforma e incluso permite el acceso desde la web, lo que abre el servicio a los usuarios de ordenador. Pese a esto, lo cierto es que por el momento parece que Instagram le ha ganado la partida.

COLOR, FOTOS POR CONTACTO

Si las redes anteriores destacan por las sencillas e interesantes oportunidades de personalización, Color destaca por la forma de compartir. Se trata de una red social pensada para dispositivos móviles. En este caso está disponible para iOS y Android. La gran particularidad de Color es que los usuarios se conectan al estar en un mismo lugar.

El sistema es sencillo. Cada miembro de color accede a la aplicación y hace las fotografías que quiere. El sistema registra las fotografías y las asocia a un determinado lugar. En una sección denominada 'cercanía', el sistema muestra las fotos tomadas en ese lugar por otro usuario y permite verlas. De esta forma, los miembros de Color tienen acceso a los contenidos de otros usuarios siempre y cuando se hayan realizado en el mismo lugar.

La filosofía de esta red social es cuanto menos innovadora. Se basa en la fotografía y en compartir, sin restringir en función de la privacidad. Al ver los contenidos de otro usuario, éste pasa estar vinculado para siempre y se podrán ver todos sus contenidos. Para ello, existe una opción de 'Feed', que funciona como un timeline de Twitter.

Color también cuenta con una opción para mostrar las imágenes en un calendario, de forma que el usuario puede realizar un diario gráfico de sus actividades, lo que amplía las posibilidades de Color. Además, esta red social permite compartir los contenidos con otras como Facebook o Twitter.

FOTOGRAFÍAS DE MOMENTOS

La relación de Facebook, Google + o Tuenti con la fotografía es de sobra conocida, pero hay otras redes sociales y de comunicación que también cuentan con un vínculo especial con las instantáneas. Se trata de redes sociales de momentos, de consumo rápido.

En este caso, es imposible no hablar de Twitter y su relación, oficialmente reciente, con las fotografías. El caso de Twitter no deja de ser curioso, ya que la red de microblog parecía resistirse a ofrecer fotografías de forma oficial.

Los tuiteros siempre han utilizado fotos en el servicio, pero para ello era necesario utilizar servicios externos asociados. Hasta ahora, era muy habitual ver enlaces de servicios como Twitpic o Yfrog entre los 140 caracteres de los usuarios.

La red de microblogs se ha dado cuenta de que los usuarios querían usar las fotos como medio de expresión y la semana pasada lanzaba de forma oficial su propio servicio de fotos.

La evolución de Twitter es impredecible, pero la combinación de un límite de palabras e imágenes es sencillamente sublime. En muchas ocasiones uno de los dos sistemas predomina, ya sea la imagen que completa las palabras o éstas que hacen las veces de pie de foto, pero lo cierto es que el potencial comunicativo, expresivo y emotivo de Twitter gana, y mucho, con la fotografía como posibilidad.

Otra red social que tiene contactos importantes con las fotografías es Foursquare. La red de geolocalización ha encontrado en la fotografía un potente aliado. Normalmente, los usuarios hacen 'check-in' y realizan algún comentario sobre el lugar en el que se encuentran. Descripciones del lugar, impresiones o recomendaciones copan los comentarios publicados.

Parte del éxito de Foursquare es la facilidad de uso y el poco tiempo necesario para realizar los 'ckeck-ins'. Los comentarios antes mencionados pueden influir en esta característica, pero la fotografía llega al rescate. Los responsables de la red social decidieron incluir la posibilidad de que los usuarios incluyesen sus propias fotografías cada vez que señalan un lugar.

De esta forma, en Foursquare se puede publicar una imagen por cada 'check-in'. Mostrar como es el lugar, presentar un aspecto especialmente interesante, ilustrar la visita con una foto del usuario o su grupo o recomendar un punto concreto.