Envía su CV con un bot a 2.000 empresas y se encuentra con más bots que reciben, descartan y responden a los candidatos

Actualizado 02/05/2017 15:59:43 CET
PIXABAY

   MADRID, 2 May. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Robert Coombs, director de comunicación del 'Council of State Governments', ha desarrollado un 'bot' para enviar currículums a varias empresas a la vez de forma automática. Sin embargo, su objetivo no era encontrar empleo, sino para realizar un experimento con el que ha podido comprobar que las empresas receptoras del CV emplean bots para filtrar las candidaturas que reciben.

Como método de experimento, Coombs ha usado este 'bot' para solicitar trabajo a casi 2.000 empresas, y de esta forma, demostrar que las compañías estadounidenses no solo utilizan 'bots' para descartar candidatos, sino también para leer o incluso responder currículums.

   El 'bot' se vale de hojas de cálculos, guiones y programas de rastreo, tal y como afirma en la revista Fast Company. Con ello, el 'bot' no solo era capaz de enviar las solicitudes automáticamente, sino que también podía generar 'emails' y cartas de presentación distintas y personalizadas para cada puesto de trabajo solicitado.

   Dicho programa resultó ser demasiado eficaz en sus primeras versiones, pues de las 1.800 solicitudes que envió en total, aproximadamente 1.300 se enviaron casi por accidente en el tiempo que Coombs tardó en bajar a la cafetería. Para la siguiente versión ralentizó los tiempos, por lo que envió de forma automática 538 cartas de presentación en el plazo de tres meses.

   Aparte de generar un modo para controlar automáticamente los envíos de correos, Coombs también diseñó el contenido de las cartas de presentación. Incluso construyó un modelo de carta en el que se admitía taxativamente que el 'email' había sido generado y envíado por un 'bot'. De esta forma, Cooms envío este modelo junto con otras cartas de presentación normales a las empresas, buscando el porcentaje de las que no leen las solicitudes enviadas.

   Un 74% de las cartas que escondían ser escritas por 'bots' no fueron respondidas, y un 22% tuvieron respuestas generadas automáticamente. Por otra parte, un 63% de las solicitudes que dejaban claro que fueron generadas por un 'bot' no obtuvieron respuesta, mientras que un 28% fueron respondidas por un programa. Es decir, ni siquiera los 'bots' se leen las cartas de presentación.

   En este sentido, los resultados no fueron una sorpresa, pues Coombs ya era consciente de que conseguir una respuesta afirmativa iba a ser complicado. Y en efecto, de las más de 1.800 compañías a las que su 'bot' mandó el currículum, tan solo 43 accedieron a concretar una entrevista, todas ellas pequeñas empresas que no cuentan con 'bots' para filtrar candidatos.

   Teniendo en cuenta todos estos resultados, Robert Coombs afirma que para encontrar trabajo en Estados Unidos es mucho mejor tener referencias que ponerse a mandar 'emails' a diestro y siniestro. Y es que según un estudio realizado por la "Social Science Research Network" en 2014, los candidatos con referencias tienen cuatro veces más probabilidades de ser contratados que los que no.