González-Sinde: "Somos el único país que tiene un ADSL potente y unas reglas de juego enclenques"

Actualizado 21/12/2010 12:21:12 CET

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

"Somos el único país de nuestro entorno que vive en la era de internet con la misma legislación que hace 20 años se empleaba para el consumo analógico, y el único que tiene un ADSL potente y unas reglas de juego enclenques e inexistentes, y eso es insostenible", ha manifestado este martes la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, durante una comparecencia en el Senado.

Sinde ha declarado que quien sostiene que la Disposición Segunda de la Ley de Economía Sostenible ataca a la libertad de expresión, "o no sabe lo que es la libertad de expresión, o no conoce la ley". Por ello, ha pedido a los miembros de la cámara que contribuyan a combatir esa "demagogia" y que ayuden a proteger los derechos de los creadores, porque, a su juicio, "ahí estará la verdadera libertad de expresión".

Según ha señalado la ministra, "para que los ciudadanos puedan acceder libremente a los contenidos culturales debe existir una oferta "legal y asequible, pero no indiscriminadamente gratis a través de las copias adquiridas", ya que esto "estrangula al futuro y condena a la cultura al servilismo comercial".

Sinde ha defendido que los derechos de los ciudadanos "deben respetarse junto con el de los creadores". Por ello indica que, debido a que "todo es vertiginosamente cambiante", es más importante que se tengan "claros" los conceptos que afectan a la "libertad de la cultura y a la justicia para sus creadores".

En este sentido, afirma que estamos "en el camino del acuerdo", en lo referente al derecho de los creadores para decidir "libremente" lo que quieren hacer con sus obras y cómo, lo que la ministra ha definido como la "verdadera cultura libre, sin imposiciones y condicionamientos comerciales, y sin precariedad".

"El creador es el único que decide si quiere obtener rendimiento económico, si lo hace mediante copyright, mediante la licencia de Creative Commons, si desea el anonimato de la autoría, o si lo hace dentro o fuera de los circuitos de las industrias culturales", ha dicho.

Asimismo, ha recordado que el Ministerio de Cultura ha avanzado en la digitalización de contenidos, ya que más de 35 millones de objeto de dominio público han sido digitalizados y puestos a disposición del publico, y ha concluido que, del mismo modo, "también deben existir límites a los derechos de autor, como el de los ciudadanos a realizar copias privadas de las obras legalmente adquiridas".