Actualizado 27/12/2010 09:58 CET

Las Juventudes del PSOE aseguran que "no todo se resuelve con la ley"

Sinde no tira la toalla
EP

MADRID, 27 Dic. (Portaltic/EP) -

El secretario general de Juventudes Socialistas de España (JSE) y eurodiputado, Sergio Gutiérrez, defiende la llamada 'Ley Sinde' contra las descargas en Internet pero ha advertido a la industria cultural española de que "no todo se resuelve con una ley" y que tiene que hacer sus "deberes" para "la necesaria adaptación de su negocio a las nuevas tecnologías".

En una entrevista con Europa Press, Gutiérrez ha recalcado que el sector cultural español necesita "un cambio radical en su forma de vender y de presentar sus productos" y ha llamado a los artistas a ser "conscientes" de que eso no se lo puede resolver una ley.

"Lo tienen que hacer y lo que esto demuestra --la polémica y el fracaso de la norma-- es que corre mucha prisa que lo hagan", ha recalcado.

Gutiérrez ha defendido que no se puede dejar "caer" el debate sobre la necesidad de combatir la piratería organizada en Internet y ha considerado que la propuesta del Gobierno es "garantista" y "equilibrada". Por eso, ha emplazado a todos los partidos a tener "posiciones constructivas" en lugar de "votar 'no' por sumarse a la ola del momento".

Es más, ha acusado al PP de "hipocresía política" por no sumarse a la propuesta del Gobierno después de haber apoyado con sus votos en el Parlamento Europeo un informe que pretendía extender a toda la UE el modelo francés, "que persigue al individuo que descarga, que no tiene ningún tipo de garantía judicial y que es extremadamente duro". Según Gutiérrez, los socialistas votaron en contra o se abstuvieron para "favorecer el debate en España".

"Lo que no favorece para nada el debate son posiciones populistas, electoralistas, sin solución alternativa y que lo único que intentan, sin ningún tipo de principios, es hacer caladero de votos de todos los lados", ha lamentado el dirigente socialista, que ha pedido al PP "responsabilidad para resolver los problemas del país y no para agravarlos".

En ese sentido, ha advertido de que no sirven de nada las "agitaciones", o el calificar a los artistas y creadores como los de 'la zeja'. Al margen de su ideología, ha subrayado, los artistas son "grandes embajadores" de España y el sector de la cultura crea muchos puestos de trabajo, de manera que "si el PP fuera mínimamente coherente" apoyaría a un sector que es "crucial".

EL PP, SIEMPRE "AUSENTE O A LA CONTRA"

En este punto, ha aprovechado para reprochar al PP que no haya apoyado al Gobierno en ninguna reforma de envergadura, de forma que siempre está "ausente o a la contra", y esa es la "aportación" del PP a España en la etapa de Mariano Rajoy.

A su juicio, el mecanismo propuesto por el Gobierno español --hasta ahora como disposición adicional segunda de la Ley de Economía Sostenible-- podría servir de modelo para el debate que se está dando en toda la UE porque es equilibrada entre la necesidad de proteger los derechos de autor y la libertad de movimiento en la red.

Quienes escriben libros o ruedan películas, ha subrayado Gutiérrez, tienen derecho a poder vivir de ello, y no puede ser que de su esfuerzo "vivan todos menos él", algo que "cualquier persona entiende". Así, ha dejado claro que hay que hacer calar el mensaje --y no sólo en este ámbito-- de que ser ciudadano implica no sólo derechos sino también obligaciones.

UNA LEY ES SOBRE PRINCIPIOS GENERALES

En cuanto a la voluntad de negociación de los socialistas para sacar adelante la norma con una enmienda en el Senado o de otra manera, Gutiérrez ha avisado, no obstante, de que una ley recoge "principios generales", pero no tiene que regular "absolutamente todo", porque para eso está el desarrollo normativo.

Por último, el dirigente socialista ha restado importancia a las revelaciones de la web 'Wikileaks' en las que, entre otros asuntos, se han publicado telegramas que demuestran las presiones de EEUU para conseguir una ley antidescargas o la petición del Gobierno español a la Embajada para que allanase el camino con otros partidos.

A su juicio, el conjunto de las filtraciones sólo demuestra que a veces la diplomacia brilla por su ausencia y, en todo caso, ha recalcado que los cables son "interpretaciones de terceros", no un "fiel reflejo" de la realidad. "Tienen alto interés periodístico pero no sé si alto interés ciudadano", ha añadido.