19 de febrero de 2020
 

Kostas Vouzas (CEO de Philips TV): "Por ahora el 8K no es necesario"

Actualizado 23/01/2020 14:10:29 CET
Retrato del CEO de Philips TV & Audio en Europa en TP Vision, Kostas Vouzas, en una entrevista concedida a Europa Press en el marco de un evento de presentación de la marca holandesa celebrado en Ámsterdam.
Retrato del CEO de Philips TV & Audio en Europa en TP Vision, Kostas Vouzas, en una entrevista concedida a Europa Press en el marco de un evento de presentación de la marca holandesa celebrado en Ámsterdam. - PHILIPS

   ÁMSTERDAM (PAÍSES BAJOS), 23 Ene. (Portaltic/EP) -

LG, Samsung, Sony y TCL son algunos de los fabricantes que han mostrado en eventos tecnológicos como el CES y la pasada IFA sus modelos de televisores con resolución 8K, con cuatro veces más píxeles que el 4K. Sin embargo, Philips, a través de TP Vision, la compañía que fabrica sus televisores, ha optado por otra estrategia: "Ya tenemos la tecnología para lanzar televisores 8K y mini LED, pero tenemos que asegurarnos de que proporcionen la mejor experiencia de imagen por un precio asequible".

Así lo ha asegurado el CEO de Philips TV & Audio en Europa en TP Vision, Kostas Vouzas, en una entrevista concedida a Europa Press en el marco del evento de la marca holandesa celebrado el martes en Ámsterdam, donde ha presentado sus nuevos televisores y auriculares de cara a la primera mitad de 2020.

   En el catálogo de televisores de la marca se añaden dos nuevos modelos OLED (OLED 805 y 855), así como nuevos LCD 4K y LED, pero hasta ahora ninguno con 8K, como sí han hecho sus competidores. Eso sí, todos los televisores 8K de la actualidad se venden por un precio de al menos 10.000 euros, llegando a los más de 62.000 euros del Sony Master 8K 98 pulgadas, que salió a la venta en 2019.

   "Queremos lanzar la tecnología 8K cuando tenga sentido", ha defendido Vouzas, que ha recordado la escasez de contenidos en 8K más allá de los Juegos Olímpicos de Tokio de 2020, que se emitirán en esta resolución. "Por ahora el 8K no es necesario, pero eso no significa que no tengamos acceso a la tecnología", ha zanjado el CEO de la división.

   Así, la marca ha mostrado a la prensa un prototipo de televisor 8K de 88 pulgadas, con tecnología de escalado y suavizado de texturas inteligente para cuando se reproduzcan contenidos con calidades más bajas como FHD y 4K. No obstante, por el momento ha avisado de que no llegará al mercado en 2020.

   Por su parte, mini LED es otra de las tecnologías que están de actualidad en el sector de los televisores. Este sistema es similar al LCD pero emplea luces LEDs de menor tamaño, distribuidos de forma modular, que son capaces de lograr mayor calidad y brillo. Este sistema ya lo utilizan la nueva gama MicroLED de Samsung y la tecnología Vidrian Mini-LED de TCL, presentados en CES, y según el analista Ming-Chi Kuo Apple lo usará también en sus MacBooks de 2020 y 2021.

SU APUESTA: RETROILUMINACIÓN AMBILIGHT

   En lugar del 8K, Philips apuesta por otras tecnologías para llamar la atención del consumidor, como es Ambilight. Este sistema, que se encuentra presente en todos sus modelos salvo las gamas más bajas, proyecta luz de ambiente tras el televisor a través de una serie de luces LED de Philips Hue, que muestran tonos distintos según la imagen en pantalla.

   Al proyectar luces sobre las paredes de la habitación, la tecnología logra el efecto de que la pantalla es más grande para lograr contenidos audiovisuales más inmersivos, así como con la música, y también genera efectos de relax, explica la compañía en su web.

   "Somos los únicos que lo tenemos en el mercado", ha celebrado Vouzas. Según la marca, ocho de cada diez clientes que prueban un televisor Ambilight no quieren volver a uno sin él, aunque el fabricante se encuentra con la dificultad de mostrar este aspecto en las tiendas físicas, donde los entornos muy iluminados no dejan percibir esta luz de ambiente.

FOCO EN EL SEGMENTO PREMIUM EN ESPAÑA

   Philips ha redoblado sus esfuerzos en España en los últimos años en el segmento de televisores, no tanto buscando vender más unidades como apuntando por una gama de productos de mayor precio y de más pulgadas. "Nuestro negocio en España ha crecido en los últimos dos años, pero lo que vemos es que crecemos cada vez más en valor", ha destacado Vouzas.

   Un ejemplo de este segmento son los televisores con paneles OLED. Según datos de GFK, el mercado del OLED creció en España un 81,8 por ciento en facturación en 2019 con respecto al año anterior. Y Philips pasó de apenas un 2 por ciento del mercado OLED en 2018 a vender el 4,1 por ciento de los televisores OLED en el último año, acumulando el 3,6 por ciento del valor.

   Sin embargo, la compañía es consciente de que aunque el foco mediático y la expectación suelen centrarse en las gamas altas, el 78 por ciento de los televisores que se vendieron en España en 2019 costaban menos de 500 euros. A pesar de que "para los medios los productos insignia siempre tienen mucha más atención".

   Por ello, uno de sus dispositivos más destacados de cara a 2020 entre los presentados en su evento VIP Launch han sido los nuevos modelos de la gama de televisores Performance, apodados 'The One', que "mejoran en materiales, imagen, sonido y Ambilight", según Vouzas. "Nos estamos enfocando cada vez más en la gama 'premium' pero somos una marca que se ocupa de todas las gamas y presupuestos", ha concluido el directivo.

Contador

Para leer más