Actualizado 22/10/2018 17:34 CET

La Policía de Nueva York retira un modelo de cámaras corporales después de que una explotase

Policía de Nueva York
REUTERS / ANDREW KELLY - Archivo

   MADRID, 22 Oct. (Portaltic/EP) -

   La Policía de Nueva York (Estados Unidos) ha decidido retirar de circulación un modelo de cámaras corporales fabricadas por Axon que los agentes suelen utilizar después de que una de ellas explotara el pasado fin de semana debido a la ignición de su batería mientras un policía la llevaba equipada.

   Las cámaras Vievu LE-5 han dejado de utilizarse por parte de la Policía de Nueva York tras el incidente, como declara el comisionado adjunto del departamento de Información Pública de la Policía de Nueva York, Philip Walzak, a través un comunicado de prensa. En él, el comisionado habla de "posibles defectos de producto" en los dispositivos.

   El incidente se produjo el 20 de octubre por la noche en Nueva York, cuando un policía de servicio se percató de la presencia de humo que salía del portal inferior de la cámara, mientras realizaba una ronda nocturna. Como indica el comunicado, tiempo después de desprenderse de la cámara, esta explotó, aunque sin causarle ningún tipo de heridas.

   La explosión revela "la posibilidad de que la batería dentro de la cámara comience a arder", lo que ha llevado a que el comisario de la policía de Nueva York, James O'Neill, mande suspender "el uso y la distribución continuados de las cámaras modelo LE-5 de manera inmediata".

   A su vez, se ha ordenado a todos los oficiales que poseían una de estos dispositivos retirar inmediatamente las cámaras, mientras la publicación indica que "el departamento está en proceso de recoger y retirar las cámaras LE-5 de los comandos".

   El dispositivo en cuestión es una cámara corporal fabricada por la compañía estadounidense Axon, empresa orientada a la creación de dispositivos y soluciones en el ámbito de la seguridad pública. Desde la oficina de información pública se afirma que el problema es propio exclusivamente de las cámaras LE-5, y que otros dispositivos que los agentes equipan, como las Vievu LE-4, continuarán en uso.