Actualizado 19/07/2013 16:47

Vodafone y Orange denuncian que los precios de fibra se fijaron deliberadamente altos

Cable fibra óptica
KAINET/CC/FLICKR

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Vodafone y Orange denunciaron ante la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) que los precios incluidos en el acuerdo entre Jazztel y Telefónica se fijaron "deliberadamente altos" por la "conveniencia estratégica" de ambas compañías para dificultar los despliegues de sus competidores, según una resolución del organismo al que tuvo acceso Europa Press.

Para estas compañías, el precio "deliberadamente alto, muy por encima de los costes de despliegue", si bien no afecta a Telefónica y Jazztel, sí que supone un freno al despliegue de los demás operadores.

"Al imponer un precio excesivo a operadores como Orange y Vodafone se detraen recursos de dichos operadores, dificultando su despliegue, mientras que se financian los despliegues de los operadores que han desplegado antes", señalaron dichas empresas.

Así, las compañías consideraron que la CMT no debía tomar como referencia el precio del contrato entre Telefónica y Jazztel, ya que con ello estaría haciendo buena esta estrategia de intento de excluir del mercado a Orange y Vodafone.

En relación a los precios fijados por Telefónica en la propuesta inicial, Orange y Vodafone consideran que la oferta de dicha compañía es "discriminatoria", dado que los precios fijados para el acceso superarían "notablemente" los acordados entre Telefónica y Jazztel. "Este hecho, además de suponer una clara discriminación en perjuicio de Orange y Vodafone, supone incorporar un concepto de prima de riesgo o similar, que no ha sido incorporado en el caso de Jazztel", ha reiterado.

Cabe recordar, que a pesar de las alegaciones, la CMT estableció la pasada semana de forma cautelar los precios de acceso a las infraestructuras que Telefónica compartirá con Orange y Vodafone con una "prima de riesgo" del 15,29 por ciento respecto a los acordados entre Telefónica y Jazztel.

Además, el regulador señaló que estos precios provisionales de acceso a las infraestructuras que Telefónica compartirá con Orange y Vodafone incluyen una rebaja de entre un 18 por ciento y un 24 por ciento frente a los inicialmente propuestos por la multinacional española a sus rivales. De este modo, la aplicación de los precios fijados en la medida cautelar podría significar un ahorro para Orange y Vodafone de entre 7,8 millones y 13,8 millones de euros en el total del despliegue.

PRIMA DE RIESGO PARA INCENTIVAR INVERSIÓN

Para justificar la "prima de riesgo", la CMT recuerda que Jazztel y Telefónica se comprometen a construir un número equivalente de accesos para optar a su vez a las infraestructuras del otro operador. "En estas condiciones, la comisión entiende que la fijación de precios para el acceso a las redes en el interior de los edificios en el contexto del acuerdo entre Orange, Vodafone y Telefónica, distintos a los que rigen entre Jazztel y Telefónica no resultaría, per se, discriminatorio", asevera el organismo.

La CMT recuerda así que el acuerdo entre Jazztel y Telefónica supone un despliegue recíproco, en el que ambas partes se comprometen a construir las redes en el interior de los edificios hasta 1,5 millones, mientras que el acuerdo entre Orange, Vodafone y Telefónica no es "análogo".

ACCESO ASIMÉTRICO

Así, si bien la propuesta de Orange y Vodafone es en "teoría recíproca", lo cierto es que en su escrito en ningún momento se han propuesto compromisos concretos de despliegue en zonas en las que Telefónica no esté presente por lo que, en principio, podrían optar por extender su red a las mismas zonas en las que ya lo ha hecho Telefónica, siendo el acceso asimétrico.

Para la CMT, los operadores que optan por desplegar sus redes en zonas donde ya se encuentra otro operador, accediendo a sus redes en el interior de los edificios, reducen su incertidumbre, en plazos y costes.

Además, el regulador presidido por Bernardo Lorenzo explicó que las obligaciones fijadas en 2009 --que dice que el primer operador que instale equipos o cableado óptico en el interior de los edificios debe atender las solicitudes razonables de acceso de terceros-- no incluye una obligación de "no discriminación".