Actualizado 24/06/2016 11:15 CET

Cómo desconectar en vacaciones de redes sociales y demás tecnología

   MADRID, 24 Jun. (EDIZIONES/Portaltic) -

   ¿Cómo resetear, romper la rutina y relajarnos estas vacaciones? Aparte de conseguir tener tiempo para nosotros mismos, disfrutar del día a día, aprovechar para reflexionar y para hacer lo que más nos gusta, tenemos que apagar el móvil, el ordenador y la tableta. Sí, quizás esto último sea lo más difícil, pero no nos queda más remedio si queremos desconectar en verano.

No nos vamos a poner radicales y os aconsejaremos dejar olvidado el móvil en un cajón. Está claro que os puede servir para hacer alguna de esas fotos que subiréis a Instagram o que compartiréis con vuestros amigos para darles envidia, pero sí es conveniente que tengáis en cuenta las siguientes recomendaciones que os proponemos desde Portaltic para que podáis disfrutar de vuestros días libres y del verano más allá de la tecnología.

1. Apaga el móvil o, mejor dicho, la conexión a Internet. Si te necesitan para algo muy importante te acabarán llamando, no te preocupes. Estar disponible a través de WhatsApp o correo electrónico las 24 horas del día hará que acabes contestando algunos de esos mensajes de trabajo que no deberías. Echarle un vistazo antes de dormir es más que suficiente.

   2. Y cuando te recomendamos que no estés disponible a través de WhatsApp las 24 horas del día también nos referimos a no contestar a los amigos a todas horas, o no consultar los cientos de mensajes que te seguirán llegando a los mil grupos que tienes en la aplicación. Ya tendrás tiempo para leerlos -y seguramente si te los saltas no se acabe el mundo-.

   3. Si no quieres apagar el móvil o desactivar la conexión a Internet por lo menos hazte un favor a ti y a tu familia y silencia el dispositivo. Si resulta molesto escuchar las notificaciones que les llegan a los compañeros de trabajo imagina llevarte la músiquita también a la playa.

   4. Jugar a juegos móviles o echar unas partidas a la 'Play' puede estar bien para algún momento concreto, pero no te pases tus vacaciones mirando una pantalla en lugar de disfrutar del aire libre y del entorno que te rodea, que seguramente te relajarán mucho más.

Para leer más

   5. Vale, sube alguna foto a Instagram, pero no abuses, a no ser que te hayas ido de vacaciones solo para fardar en las redes sociales. Si te estás tomando un rico cóctel, disfrútalo sin fotografías de por medio. Te aseguramos que te sentará mucho mejor. Porque si estás de vacaciones, estás de vacaciones. Pon el cartel de cerrado y disfruta también de tu privacidad, de momentos íntimos con tu pareja o familia sin que tus 'followers' te sigan a todas partes.

   Las vacaciones son los mejores días del año, así que olvídate de los correos, de los mensajes de la oficina, desconecta del móvil y del trabajo, pero también de las redes sociales. Si consigues esto habrás desconectado del día a día y volverás a la rutina con las pilas completamente cargadas, sin remordimientos de conciencia por no haber aprovechado las vacaciones como querías haber hecho.

Nosotros, al igual que nuestros dispositivos, pasamos demasiado tiempo encendidos, sin reiniciar, y acabamos sobrecargándonos. Después de un año duro e intenso nos merecemos un descanso...también de la tecnología. Prioriza tus planes personales, hacer cosas que no puedes hacer durante el resto del año y, sobre todo, que no tengan que ver con estar conectado a Internet. Las vacaciones son para descansar, disfrutar, reponer energía y disfrutar de la gente que te acompaña.