Publicado 01/07/2021 18:21CET

Celaá asegura que era "muy urgente" para el Gobierno aprobar la LOMLOE, que sustituye a una LOMCE "desconectada"

La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, en la inauguración del seminario 'La LOMLOE: un paso adelante para la equidad, la calidad y la excelencia de la educación', organizado por la Diputación de Barcelona este jueves 1 de julio de 2021
La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, en la inauguración del seminario 'La LOMLOE: un paso adelante para la equidad, la calidad y la excelencia de la educación', organizado por la Diputación de Barcelona este jueves 1 de julio de 2021 - DIPUTACIÓN DE BARCELONA

   Niega que un currículo competencial dé más facilidades a los alumnos: "La aplicación es más difícil que el recitado memorístico"

   MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, ha asegurado este jueves que era "muy urgente" para el Gobierno aprobar la nueva Ley educativa, la LOMLOE (también conocida como 'Ley Celaá'), una norma duramente criticada por la oposición por no contar para su tramitación con la comunidad educativa.

   Según ha explicado este jueves en Barcelona durante la inauguración del seminario 'La LOMLOE: un paso adelante para la equidad, la calidad y la excelencia de la educación', organizado por la Diputación de Barcelona, urgía aprobar una nueva Ley de Educación para así dejar atrás la LOMCE, una "legislación desconectada de las corrientes pedagógicas más interesantes europeas o internacionales", a juicio de la ministra.

   "Sentimos la necesidad de tener otro marco legislativo para llegar a desarrollos que nos fueran útiles", ha añadido Celaá, que defiende que la LOMLOE está "conectada con Europa, la Agenda 2030 y la UNESCO".

   La ministra ha dedicado su intervención inicial a defender la Ley. En primer lugar, ha insistido en que la LOMLOE pone sobre la mesa una "realidad incómoda pero real" como es la segregación escolar. "Sabemos que no se puede llegar de 0 a 100 en un año, pero lo importante es trazar el camino correcto", ha afirmado Celaá, que advierte de que "todos" los niños y jóvenes "tienen que caber" porque "todos tienen el mismo derecho" a la educación.

   En este sentido, asegura que la LOMLOE establece que la prestación del servicio público de la educación se hace por la red pública y por la red concertada, por tanto, "ambas tienen que asumir todo lo que significa la tarea de educar en equidad". "Si ambas redes tienen acceso al sistema público de prestación financiera, queremos que compartan derechos y obligaciones", avisa.

   Por otro lado, ha hablado de que la nueva Ley, que fue aprobada el pasado 23 de diciembre, regula la educación infantil de 0 a 3 años --que en España es de carácter voluntario--, ya que se trata de una "etapa educativa" y "como tal ha de tratarse". La LOMLOE establece el incremento progresivo en la oferta de plazas públicas en el primer ciclo "con el fin de atender todas las solicitudes de escolarización de la población infantil de 0 a 3 años", un aspecto que también ha recibido críticas, sobre todo, por parte de las patronales.

   Para la ministra, existe "evidencia" de que la primera etapa de educación infantil redunda en un "beneficio" en el desarrollo de los menores. De ahí que la nueva Ley incorpore el "interés superior del menor", según la ministra.

MÁS FÁCIL MEMORIZAR QUE ENTENDER

   Con respecto al currículo, Celaá ha recordado la voluntad del Gobierno de que sea competencial y no tan memorístico. "Hay que procurar que, al mismo tiempo que hacemos una reforma educativa, hacer una transición cultural, un cambio de mentalidad", ha abogado.

   Aunque la jefa del Departamento de Educación admite que "la memoria es imprescindible para conectar" porque "es parte de la inteligencia", otra cosa es basar la educación en "catálogos memorísticos". "Estamos en un mundo tan cambiante que tenemos que enseñar de otra manera, ayudar a aprender de otra manera a los alumnos, que han de ser a la fuerza mucho más polifacéticos", agrega.

   Tal y como ha enumerado, en concreto, los estudiantes tendrán que incorporar a su aprendizaje las 'soft skills', la capacidad de autoorganizarse, la capacidad de vivir en comunidad, socializar, comunicarse o tratar de desarrollar la creatividad, entre otros.

   En este punto, Celaá ha negado que con un enfoque competencial se esté dando más facilidades a los alumnos. De hecho, "el sistema es más difícil ahora que antes", asegura. Para la titular de Educación, "es mucho más fácil para el alumno recitar de memoria las partes de una flor, los reyes o la tabla periódica que buscar sentido a cada una de las cosas, entender de qué les están hablando y tener ese aprendizaje esencial para aplicarlo". En sus palabras: "La aplicación es mucho más difícil que el recitado memorístico".

"USO ABUSIVO DE LA REPETICIÓN"

   Este enfoque competencial está ligado a otra de las prioridades en las que se centra el Gobierno, como es la repetición de curso. "Nuestro propósito es que todo el mundo titule y que pueda seguir en la enseñanza obligatoria", ha dicho Celaá, que considera que "España adolece de un uso asiduo o abusivo de la repetición".

   Tal y como ha recordado, en España el porcentaje de alumnado, al alcanzar los 15 años, repite 3 veces más de media que los estudiantes de países de la OCDE, cuando los alumnos españoles "son comparables a los del resto". "Y me atrevo a decir que trabajan mucho, no son más lentos que los demás, sin embargo tropiezan con la repetición a lo largo de su itinerario escolar tres veces más", ha defendido.

   Aunque un 29% de españoles ha repetido curso a los 15 años, la ministra ha puesto en valor que de esos alumnos, un 53% es capaz de superar el nivel del Informe PISA en Ciencias y un 43% en Matemáticas. "Estamos haciendo repetir a alumnos que son perfectamente homologables al resto", lamenta Celaá, que critica que "la repetición no genera mejores resultados, sino todo lo contrario, desmotiva al alumno, no le enseña más", provocando su abandono del sistema educativo. Por tanto, para la ministra, la repetición, que es "la fórmula más sencilla", tiene que ser una "medida súper excepcional".

   Para reducir la repetición de curso, el Ministerio de Educación y FP pretende tratar con refuerzo a aquellos alumnos que muestran "debilidades en algún momento del itinerario", a los que se les podrá realizar un "diagnóstico precoz" y por tanto incluirlos en programas de refuerzo. "Ahora tenemos medios, recursos, hay que hacerlo", ha celebrado.

Contador

Para leer más