La competencia entre especies y el clima limitaron la biodiversidad de mamíferos en la Península Ibérica

Fauna que habitaba en Madrid hace 15 millones de años
MAURICIO ANTÓN/ CSIC
Publicado 07/09/2018 18:07:06CET

   MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La competencia entre las distintas especies y el clima limitaron la biodiversidad de mamíferos en la Península Ibérica hace entre 15 y 2 millones de años, cuando había en torno a 40 especies de mamíferos, según un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas que indica que cuando la diversidad aumentaba demasiado por encima de ese límite el sistema se desequilibraba y se hacía insostenible, de modo que muchas de ellas desaparecían de golpe.

   En la actualidad hay unas 20 especies especies desaparecían de golpe Una investigación con participación de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha demostrado que la biodiversidad de mamíferos que habitaban la Península Ibérica hace entre 15 y 2 millones de años ha oscilado con un límite de unas 40 especies (en la actualidad, hay unas 20 especies, exceptuando micromamíferos como roedores y murciélagos, que no entran en el análisis).

   El estudio, publicado en Scientific Reports, concluye que es que esta oscilación se debió tanto a los cambios climáticos, como a la competencia entre especies.

   La investigadora del CSIC en la Estación Biológica de Doñana Soledad Domingo ha señalado que las oscilaciones de la biodiversidad fueron "bastante bruscas".

   El estudio ha sido dirigido por Juan López Cantalapiedra, de la Universidad de Alcalá de Henares, y junto a Laura Domingo, de la Universidad Complutense de Madrid y el CSIC.

   "Cuando la diversidad aumentaba demasiado por encima de este límite, el sistema se desequilibraba, se hacía insostenible, y muchas especies desaparecían de golpe. Con ello la biodiversidad descendía bastante por debajo de esas 40. Pero este límite y esas fluctuaciones han ido cambiando también a lo largo del tiempo, moduladas por complejas interacciones entre diversos factores, como los relacionados con los cambios climáticos y la competencia entre especies", añade Domingo.

   Según la investigación, en momentos en los que había grandes migraciones de especies desde África o cuando los ecosistemas ibéricos eran más heterogéneos (cuando había praderas alternadas con paisajes más forestales), la Península Ibérica albergó más especies de mamíferos.

   Por otro lado, cuando los nichos ecológicos estaban más saturados, o durante intervalos en los que los ecosistemas eran muy áridos, el sistema ha tendido a dejar de incorporar especies (ya sea por migración o por aparición local de nuevas especies) o a perderlas más rápidamente (mediante extinciones o migraciones a otras regiones).

   Los investigadores analizaron la información del registro fósil de doscientas especies de mamíferos que vivieron en la Península Ibérica entre hace 15 y 2 millones de años. En aquel periodo vivían mastodontes, rinocerontes, jirafas, antílopes y grandes felinos.

   Con esta información, los investigadores pudieron reconstruir cómo ha variado la diversidad de mamíferos durante esos 13 millones de años y qué factores la han limitado.