Publicado 21/04/2021 11:28CET

La demanda de aceite de cocina usado para producir biodiésel podría duplicarse en la UE, según alertan ONG

Archivo - Freidora con falafels fritos aceite de canola.
Archivo - Freidora con falafels fritos aceite de canola. - UMASS AMHERST - Archivo

   MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La demanda de aceite de cocina usado para producir biodiésel podría duplicarse en esta década en la Unión Europea sin que esta pueda garantizar sus sostenibilidad, lo que podría ser un nuevo foco de deforestación, según un estudio realizado por la ONG Transport & Environment, de la que forma parte ecologistas en Acción.

   El informe advierte de que el incremento del uso de aceite usado podría verse impulsado por las próximas normativas comunitarias para el transporte marítimo y la aviación de cara a la descarbonización de estas actividades. Así, advierte de que el incremento de esta demanda aumentaría la dependencia exterior con importaciones que "no garantizan su sostenibilidad".

   En la actualidad, más de un tercio (34%) de las importaciones de aceite de cocina usado proceden de China y una quinta parte (19%) de Indonesia y Malasia, principales productores de aceite de palma.

   Para la responsable de biocombustibles de la red europea Transport & Environment, Cristina Mestre, "la creciente demanda europea de aceite de cocina usado está superando la cantidad sobrante de las cocinas del continente" y esto provoca una dependencia de un producto de deshecho que se envía desde el otro lado del mundo.

   "Los países que utilizarían el aceite de cocina usado para alimentar a sus animales y otros productos podrían acabar exportándolo mientras utilizan aceite barato, como el de palma, en casa. La UE debe limitar el empleo de aceite de cocina usado para evitar provocar ese tipo de efectos nocivos", reclama.

   Además, la responsable de la campaña de biocombustibles de Ecologistas en Acción, Rosalía Soley, ha destacado que el Tribunal de Cuentas de la UE ha declarado que los regímenes voluntarios "no pueden garantizar que todo el UCO importado en Europa sea realmente usado". "En los últimos años ha habido varias denuncias de prácticas fraudulentas relacionadas con la industria del biodiésel de UCO", asegura.

   Por eso, el responsable de la campaña de aviación de Ecologistas en Acción, Pablo Muñoz, considera que estudios como este muestran las potenciales consecuencias negativas de combustibles provenientes de cultivos alimentarios, de modo que considera que la "única forma inocua de descarbonizar" sectores como la aviación es reducir el número de vuelos.

   Finalmente, reclama que la UE en sus próximas revisiones normativas en materia de combustibles establezca salvaguardas para evitar impactos ambientales climáticos y sociales negativos relacionados con el aceite de cocina usado a través de la implantación de controles de calidad robustos y con vigilancia a la cadena de suministros.