Actualizado 23/03/2012 11:58

Ecologistas ven a Canarias en "indefensión total" ante una marea negra

Prospecciones
REUTERS

PUERTO DEL ROSARIO (FUERTEVENTURA), 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La técnico del programa marino de la organización internacional WWF-Adena, Beatríz Ayala Bonal, afirmó que Canarias se encuentra en una situación de "indefensión total" ante una posible marea negra que se diera frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura durante las prospecciones petrolíferas.

Así se manifestó durante un encuentro informativo --organizado por la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura, en colaboración con la de Lanzarote-- que comenzó con una mesa redonda en la que distintos especialistas expusieron su opinión desde diversos puntos d vista.

En este sentido, Ayala Bonal alertó sobre los peligros que se generarían para el ecosistema de Canarias ante un posible derrame durante las perforaciones o extracciones. "Las islas --dijo-- están en una indefensión total ante una marea negra de mediana envergadura, que afectaría no sólo al ecosistema marino, sino a la desalación y a la forma de vida".

En un comunicado, el Cabildo de Fuerteventura explicó que la representante de WWF subrayó que en este tipo de actividades "los accidentes no son posibilidades remotas, sino que se producen de forma sistemática".

GREENPEACE INSTA A CENTRARSE EN LAS RENOVABLES

Mientras, la responsable de la campaña de Cambio Climático y Energía de Greenpeace, Sara Pizzinato, advirtió que "hay otras alternativas, hay propuestas relacionadas con el ahorro energético y las energías renovables".

Recordó que "el primer Real Decreto del Ministerio de Industria fue para acabar con las ayudas a las renovables, el segundo para prorrogar la vida de las centrales nucleares y el tercero para autorizar prospecciones petrolíferas en Canarias". "La industria petrolera no tiene actualmente tecnología para garantizar la seguridad en operaciones a gran profundidad como las de aquí", matizó.

"Tenemos ejemplos cercanos, como el del Golfo de México, donde tardaron tres meses en controlar el derrame", mientras expuso algunas cifras sobre los riesgos que se corren y explicó que perforando a 1.500 metros de profundidad, con una temperatura del agua de 4º centígrados y con el petróleo saliendo a muchas más temperatura "hay riesgos muy evidentes relacionados también con la alta presión por centímetro cuadrado".