Publicado 24/05/2016 22:42CET

26J- Dirección de Informativos de TVE defiende su imparcialidad ante críticas por gestión sectaria de los trabajadores

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La Dirección de Informativos de TVE ha defendido este miércoles su imparcialidad en la cobertura de las últimas citas electorales y el cumplimiento de los principios de pluralidad, proporcionalidad y neutralidad frente a las críticas vertidas desde el Comité Intercentros que representa a los trabajadores por su "gestión sectaria".

En un comunicado, la Dirección de Informativos ha subrayado que en cuatro últimos procesos electorales del último años se han respetado "escrupulosamente" los criterios acordados con la Junta Electoral y ha recordado que, de los 65 recursos presentados a sus planes de cobertura, en ninguno de ellos se ha considerado que se vulnerasen los principios exigidos de pluralidad, proporcionalidad y neutralidad.

"La Dirección de Informativos de TVE recuerda que estos antecedentes avalan su imparcialidad frente a los próximos comicios", defiende en el comunicado, en que además cuerda que se mantiene "un diálogo constante" con la Junta Electoral y que se han aplicado sus últimas disposiciones sin que se haya recibido "nunca" ninguna amonestación por el tratamiento informativo de las campañas o precampañas.

Frente a ello, el Comité Intercentros (CI) de Radio Televisión Española (RTVE), máximo órgano profesional de representación de los trabajadores, ha denunciado manipulación y censura por parte de los directivos de la cadena y ha criticado su "gestión sectaria".

"RTVE ha dejado de ser la referencia en los grandes acontecimientos informativos y especialmente en los relacionados con procesos electorales (..) RTVE ha perdido la confianza y la credibilidad de la audiencia, atributos que cuesta muchísimo obtener y que la actual dirección ha dilapidado con su gestión sectaria", ha defendido el CI, que cuenta con el apoyo de los sindicatos CGT, UGT y CC OO.

En esta línea, ha subrayado que las "malas prácticas, la manipulación y la censura perjudican a RTVE tanto como la venta irresponsable de su patrimonio, la falta de planificación de medios o la falta de financiación" y además suponen "una amenaza para su sostenibilidad".

"Los trabajadores y trabajadoras de RTVE lo pueden hacer mucho mejor, pero no les dejan. En RTVE sigue habiendo profesionales capaces de producir información veraz, independiente y plural. Pero la única manera de poder hacerlo con garantías es con una dirección que cumpla con lo que la ley exige de un servicio de comunicación público, financiado con dinero de todos e imprescindible para la buena salud democrática", ha defendido el Comité Intercentros.