Actualizado 24/07/2007 12:12 CET

Francia dice que la liberación es resultado del "esfuerzo" de Benita Ferrero-Waldner y Cecilia Sarkozy

PARÍS, 24 Jul. (EUROPA PRESS/Salvador Martínez) -

La liberación de las cinco enfermeras búlgaras y el médico palestino condenados a cadena perpetua en Libia supone "el desenlace" de una crisis "que no habría sido posible sin los esfuerzos y la determinación de la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, y el compromiso de Cecila Sarkozy", la primera dama francesa, afirma el Elíseo en un comunicado emitido hoy.

El avión que trasladó desde Trípoli hasta Sofía a las cinco enfermeras búlgaras y el médico palestino en un avión "de la República francesa" puesto a disposición de la esposa del presidente, Nicolas Sarkozy, del secretario general del Elíseo, Claude Guéant, de Benita Ferrero-Waldner, y de las enfermeras y el médico palestino, reza el comunicado.

Según el Elíseo, "el presidente de la República y el presidente de la Comisión Europea", José Manuel Durao Barroso, "se felicitan por el acuerdo que ha permitido la liberación y el regreso a Bulgaria de los detenidos desde hace más de ocho años además de la puesta en marcha del dispositivo para asegurar el cuidado a los niños víctimas" del contagio con el virus del sida.

Del mismo modo, Sarkozy y Durao Barroso "saludan el gesto de humanidad" del país norteafricano y de su "más alto dirigente", Muamar Gadafi, y "expresan su profunda gratitud al emir y al Estado de Qatar, cuya mediación a permitido un final feliz", según los términos de la Presidencia francesa.