Garoña.- Agencia de Energía Nuclear de la OCDE dice que la prórroga es "la práctica habitual" en los países miembros

Un pavo real a la entrada de Santa María de Garoña
NUCLENOR
Actualizado 03/07/2012 21:26:27 CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director de la Agencia de Energía Nuclear de la OCDE, Luis Echávarri, considera que la decisión del Gobierno español de revocar la orden de cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) --prevista para julio de 2013-- y que aspira a permitir la extensión de su vida hasta 2019 es "práctica habitual" en las centrales de los países miembro de la OCDE que hayan tenido "un buen mantenimiento y una buena experiencia operativa".

En declaraciones a Europa Press, Echávarri valora que la decisión del Gobierno español de "hacer posible la extensión de su operación por un periodo adicional" si se cumplen los criterios que establece el Consejo de Seguridad Nuclear, se corresponde con "las prácticas habituales de los países que consideran importante la aportación de la energía nuclear al desarrollo económico y social, así como a la prevención del cambio climático".

"Estos argumentos se refuerzan en una situación de crisis económica como la que está padeciendo nuestro país en estos momentos", ha apostillado.

En este contexto, ha explicado que la OCDE lleva muchos años trabajando con las autoridades independientes de seguridad nuclear de los países miembro, en la investigación y análisis de las condiciones técnicas para la extensión de vida de las centrales atómicas.

"Esta extensión es práctica habitual en centrales que hayan tenido un buen mantenimiento y una buena experiencia operativa desde el punto de vista de la seguridad, bajo la supervisión e inspección continua de los organismos de regulación y de su evaluación periódica en función de las nuevas normativas aplicables que se van estableciendo", ha señalado.

Por ello, ha agregado que cuando un operador de una central solicita la ampliación del permiso de operación, el organismo regulador --en el caso de España el Consejo de Seguridad Nuclear-- realiza una evaluación exhaustiva de las condiciones operativas, del programa de control de envejecimiento y de las mejoras introducidas durante la explotación así como del cumplimiento de las nuevas normas de seguridad que se hayan establecido y le sean aplicables.

Así, ha señalado que antes de que se conceda la extensión, la autoridad de seguridad nuclear establece los criterios y condiciones adicionales que el operador debe cumplir para el nuevo periodo de funcionamiento y posteriormente inspecciona que estas condiciones se cumplen en todo momento.

Concretamente, el director de esta agencia del organismo internacional valora que Santa María de Garoña tiene una "experiencia operativa excelente" y está bajo supervisión del Consejo de Seguridad Nuclear, que establecerá los criterios necesarios para continuar.