El ministro del Interior destaca "el buen desarrollo" de la Operación Salida del mes de agosto

Actualizado 04/08/2008 20:04:07 CET

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, destacó hoy el "buen desarrollo" de la Operación Salida del mes de agosto, que se inició el jueves a las 15.00 horas y concluyó en la medianoche del domingo, según informó la Dirección General de Tráfico (DGT).

En rueda de prensa, Pérez Rubalcaba recordó que este fin de semana "se registraron 17 accidentes de tráfico que se saldaron con 17 víctimas mortales", cifras que destacó comparándolas con "los 40 fallecimientos que se produjeron, por ejemplo, en la salida del mes de julio de 2005".

En este sentido, explicó que "la causa" de este descenso del número de víctimas mortales se encuentra en que los desplazamientos se han producido "de manera muy escalonada", lo que ha repercutido, por lo tanto, "en la fluidez del tráfico como consecuencia de una actitud más responsable y respetuosa por parte de los ciudadanos, a los que hay que felicitar", consideró el ministro del Interior.

Además de los fallecidos, también se han registrado, durante este inicio de la Operación Salida, seis heridos graves y nueve heridos leves. El sábado fue el peor día con siete accidentes y siete muertos. El viernes y el domingo hubo cuatro accidentes mortales y cuatro fallecidos, y el jueves, dos accidentes y dos muertos.

Debido a la coincidencia del inicio de agosto con el fin de semana, la DGT se ha tenido que remontar al año 2005 para realizar una comparativa en la "Operación salida". Ese fin de semana de finales de julio y principios de agosto perdieron la vida en las carreteras españolas 40 personas. También hubo 20 heridos graves y 10 leves.

La ausencia de grandes retenciones, a excepción de las carreteras que se acercaban a la costa y las salidas y entradas de ciudades como Madrid, Barcelona, Alicante, Valencia, Castellón o Cádiz, ha sido la tónica general en las carreteras españolas durante la operación especial de tráfico con motivo del inicio de las vacaciones de agosto, en la que se preveían más de seis millones de desplazamientos.