Los obispos españoles se preparan para un 2020 con menos plásticos y con elecciones cada cuatro años

Publicado 02/01/2020 15:01:08CET
Entrevista de Europa Press con el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, en Madrid (España), a 18 de diciembre de 2019.
Entrevista de Europa Press con el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, en Madrid (España), a 18 de diciembre de 2019. - Óscar Cañas - Europa Press

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los obispos españoles tratarán de disminuir el consumo de plásticos durante este año 2020 y pondrán en práctica los nuevos Estatutos de la Conferencia Episcopal Española (CEE) que ya han recibido la confirmación por parte del Vaticano, dando lugar a algunos cambios, como por ejemplo, que las elecciones para presidente de la CEE y de las distintas comisiones se celebrarán cada cuatro años y no cada tres, como sucedía hasta ahora.

"Vamos a tratar de disminuir el consumo de plásticos", ha asegurado el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, en una entrevista concedida a Europa Press. Además, ha apuntado otras medidas como la construcción de un edificio "ejemplar desde el punto de vista ecológico".

En este sentido, ha precisado que "la Iglesia hace su planteamiento global y al mismo tiempo va tomando medidas". "Nosotros mismos hemos comenzado una obra para hacer un edificio de editoriales a 200 metros de aquí, los criterios dados son que sea un edificio que pueda ser ejemplar desde el punto de vista ecológico, de su aislamiento a la hora de las pérdidas de calor y frío, de lo que hoy se nos aconseja, como las placas solares y la gestión de residuos", ha explicado Argüello.

También ha indicado que tienen la impresión de que en la Conferencia Episcopal Española tiran "mucho papel a la papelera" y van a estudiar cómo gestionar estos gestos sencillos". En cuanto a los plásticos, ha precisado que analizarán alternativas para las pequeñas botellas de agua que se puedan ofrecer.

"Son pequeñas cosas pero queremos ver estos signos, siempre en relación con una propuesta global que en palabras del Papa Francisco se llama conversión ecológica integral, que el clamor de la tierra y de los pobres no se separen", ha insistido, al tiempo que ha recordado que esta es la propuesta que la Iglesia llevó a la Cumbre del Clima que se celebró en Madrid el pasado mes de diciembre de 2019.

En todo caso, ha puntualizado que "es verdad" que lo que más les llega en el "cuidado de la casa común" son "las dimensiones ecológicas que tienen que ver con evitar la contaminación y proponer formas de actuación más respetuosas y más saludables con el medio ambiente".

ROMA CONFIRMA LOS NUEVOS ESTATUTOS DE LA CEE

Además de los cambios a nivel medioambiental, los obispos podrán en práctica este año los nuevos Estatutos de la CEE, para los que recibieron la confirmación de la Santa Sede el pasado mes de diciembre. Conforme a ellos, tendrán lugar las elecciones del próximo mes de marzo, según ha indicado Argüello.

Entre los cambios más visibles de estos Estatutos, destaca que el presidente de la Conferencia Episcopal Española --cargo que ocupa actualmente Ricardo Blázquez-- así como los presidentes de las distintas Comisiones Episcopales serán elegidos por un periodo más largo, de cuatro años, frente a los tres años en que se medían hasta ahora.

"Ahora, los periodos de trabajo, de responsabilidades, del presidente, y de los presidentes de las diversas comisiones episcopales será de cuatro años", ha señalado Luis Argüello, subrayando que también disminuye el número de comisiones episcopales "en un deseo de favorecer una mayor coordinación de los diversos servicios y oficinas en la casa". Por su parte, el secretario general seguirá siendo elegido cada cinco años, según ha precisado la CEE a Europa Press.

JUBILACIONES DE OBISPOS

Además, este año, varios obispos presentarán su renuncia al Papa Francisco al alcanzar los 75 años, tal y como dicta el procedimiento habitual en la Iglesia. "Los obispos van a seguir cumpliendo la edad de jubilación y dejando de ejercer el ministerio, el Papa nombrará nuevos obispos y eso supone también una novedad pero no programable, es el propio Papa quien decide", ha matizado.

Así, aunque ha recordado que la Conferencia Episcopal no es la que elige a los prelados, ha añadido que lo que sí depende de ellos es "acoger bien a todos los obispos que el Papa nombra para presidir en la caridad las iglesias que peregrinan en España y organizar mejor los servicios de comunión que la CEE realiza" que, según ha puntualizado, "no son servicios jerárquicos". "Los obispos no deben obediencia al presidente de la CEE, solo al Papa", ha aclarado.

Atendiendo a los aspectos más de fondo de la Iglesia en España, Luis Argüello ha destacado el Congreso de Laicos, que se celebrará el próximo mes de febrero y que "quiere ser expresión de ejercicio sinodal de la vida de la Iglesia española". Asistirán 2.000 participantes en representación de las 69 diócesis españolas, de organizaciones laicales, asociaciones y movimientos.

"Queremos discernir juntos la manera de ser Iglesia en esta hora de la historia, de anunciar el evangelio, de escucharnos y arbitrar mecanismos para vivir una Iglesia más participativa, respetando lo que cada vocación significa: el ministerio ordenado, la vocación laical, la vida consagrada", ha enfatizado.

No obstante, ha explicado que aunque tiene "una analogía con un camino sinodal, no es en sentido estricto lo que un sínodo significa ni está planteado para tomar decisiones disciplinares sobre la vida de la Iglesia sino para vivir un ejercicio de escucha, de comunión y discernimiento e impulsar la presencia del pueblo de Dios en la vida pública".

El secretario general de la CEE también ha hecho hincapié en el "relanzamiento" de las semanas sociales que tendrán lugar en octubre y a las que la Conferencia Episcopal Española invitará a políticos creyentes, con cualquier grado de responsabilidad --desde una Concejalía a las Cortes Generales-- para hablar sobre la "regeneración de la vida pública" y del "bien común".

Contador