El Papa clama por los niños víctimas de la guerra: "La comida no es propiedad privada"

Publicado 27/03/2019 11:35:17CET

ROMA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha clamado por los niños que son víctimas de la guerra y sufren el hambre en países como Yemen, Siria o Sudán del Sur y ha invitado a los fieles a ponerse en el lugar de sus madres que se "van a dormir con el tormento de no tener al día siguiente suficiente pan para los propios hijos".

"Pensemos en los niños hambrientos en Yemen, en Siria, en muchos países donde no hay pan, como también en Sudán del Sur. Pensemos en esos niños y recemos juntos: Padre nuestro, danos hoy el pan de cada día", ha dicho el pontífice durante la audiencia general de este miércoles que ha presidido en la plaza de San Pedro.

"¡Cuántas madres van a dormir con el tormento de no tener al día siguiente suficiente pan para los propios hijos! Imaginen esta oración rezada no en la seguridad de un cómodo apartamento, sino en la precariedad de una habitación donde falta lo necesario para vivir. Las palabras de Jesús asumen una nueva fuerza.", ha explicitado.

Al reflexionar sobre la oración del Padre Nuestro, el Papa ha considerado que "la comida no es propiedad privada" sino "providencia para compartir y oportunidad para salir al encuentro de los demás, especialmente de los pobres y necesitados".

Para el pontífice, la oración cristiana proviene de una evidencia que a menudo olvidan los cristianos: "que no somos criaturas autosuficientes y que necesitamos nutrirnos todos los días. Jesús no exige súplicas refinadas. En los Evangelios, hay una multitud de mendigos que suplican liberación y salvación: hay quien pide pan, cura, purificación, la visión ... Jesús nunca pasa indiferente al lado de esos pedidos y dolores".

Finalmente, Francisco ha ensalzado la figura de los misioneros que "queman" su vida por los demás y no son noticia.