El presidente de los obispos dice que los abusos no pueden quedar "impunes" pero que no pueden "cancelar" el pasado

Monseñor Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 01/04/2019 12:26:54CET

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Ricardo Blázquez, ha asegurado que los delitos de abuso sexual a menores en la Iglesia "no pueden quedar impunes" aunque ha añadido que no pueden "cancelar" los casos ocurridos en el pasado.

Así lo ha precisado este lunes 1 de abril durante el discurso inaugural de la Asamblea Plenaria de la CEE, que se celebra esta semana en Madrid y que reúne a todos los obispos de España. En concreto, ha indicado que todos comparten "la responsabilidad de proteger a los menores" y por ello, de "contribuir a que se haga justicia".

"Pueden ser también delitos, que por respeto a quienes han padecido esta acción abominable no pueden quedar impunes; la víctima, la familia, la Iglesia, la sociedad exigen que no se oculten, que sean juzgados, que no queden impunes, que se corte la difusión de este mal", ha subrayado.

En cualquier caso, ha puntualizado que no pueden eliminar los casos del pasado. "El pasado no podemos cancelarlo; pero sí podemos afrontarlo 'purificando la memoria' a través de la conversión, de la reparación de los heridos y de la prevención de cara al futuro", ha añadido.

En este sentido, Blázquez se ha referido a diferentes extractos del discurso del Papa a los cardenales al final de la Cumbre Antipederastia del pasado mes de febrero. Y ha destacado las palabras del Papa sobre la "universalidad del abuso".

"Quien comete los abusos son sobre todo los padres, parientes, maridos de las mujeres niñas, entrenadores y educadores", indicó Francisco. No obstante, ha agregado, también en palabras del Papa, que este hecho "no disminuye su monstruosidad dentro de la Iglesia".

Entre las medidas que propone el Pontífice para luchar contra los abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes y religiosos, el cardenal Blázquez ha destacado la importancia de que los obispos apliquen unos "parámetros que tengan valor de normas y no solo de orientación" y de "desarrollar un nuevo y eficaz planteamiento para la prevención en todas las instituciones y ambientes de actividad eclesial".

El presidente de la CEE ha afirmado que los abusos en la Iglesia son "una cuestión grave, humillante y dolorosa" pero ha insistido en que tienen "esperanza" para acabar con ellos. "Las pruebas acrisolan la esperanza, pero no la apagan", ha expresado.

FORMACIÓN PARA LOS SEMINARIOS MAYORES

Por otro lado, el cardenal se ha referido al Plan de Formación para los Seminarios Mayores de España, que será objeto de estudio por parte de los obispos durante esta semana y ha afirmado que no se conforman con la "escasez".

"No queremos conformarnos con administrar la escasez; deseamos ser cauce de nuevas llamadas que, sin duda, el Señor sigue realizando. Se debe cuidar particularmente el discernimiento y acompañamiento de la salud humana y espiritual de los seminaristas y los sacerdotes, en el momento eclesial y social tan exigente que vivimos", ha precisado.

Contador