Smerilli, asesora económica del Papa: "Si hay deterioro medioambiental son los pobres los que pagan las consecuencias"

Publicado 05/09/2019 11:37:14CET
El Papa Francisco dirigiendo su audiencia general de los miércoles en la Plaza de San Pedro. Foto del 26 de junio de 2019
El Papa Francisco dirigiendo su audiencia general de los miércoles en la Plaza de San Pedro. Foto del 26 de junio de 2019Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Estado de Economía del Vaticano, Alessandra Smerilli, ha destacado la importancia de la lucha contra el cambio climático para combatir la pobreza. "El grito de la tierra es también el grito de los pobres y, si hay un deterioro medioambiental, son ellos los que pagan las consecuencias", ha afirmado.

Así lo ha asegurado la religiosa que asesora al Papa en asuntos
económicos y profesora de Economía Política durante la inauguración del curso de Formación en Doctrina Social de la Iglesia sobre 'La economía civil, una economía para las personas'. Según ha recalcado, la sostenibilidad es también uno de los principios que debe guiar un modelo económico civil.

La religiosa ha reivindicado una economía civil, basada en la responsabilidad y solidaridad, como un modelo que debe implicar a todos los actores del sistema económico, empresas, banca y consumidores. Así, ha puesto sobre la mesa nuevos modelos de entender la economía, más igualitarios, más justos y sostenibles, respetuosos con el medio ambiente y garantes de la dignidad de las personas.

La profesora de Economía, que fue nombrada consejera de Estado en el pasado mes de abril, ha defendido la economía civil no como una "economía de los buenos o la gente piadosa", ni tampoco como la "economía del Tercer Sector", sino como un modo de vida basado en la colaboración y la reciprocidad.

Para ella, no se trata de demonizar el sistema capitalista, sino buscar el término medio entre "una economía salvaje o una economía colaborativa". "Nos encontramos en un momento en que las diferencias entre ricos y pobres son tan grandes como las que existen entre los elefantes y las hormigas", ha dicho.

En su opinión, "cuando unas pocas personas concentran la riqueza están en situación de imponer la voluntad de una nación". "Los oligopolios y la concentración del poder en pocas manos es uno de los grandes problemas de actualidad", ha manifestado.

Aunque pueda llegar a parecer un poco utópico, ha aclarado Smerilli, hay muestras y modelos de empresas que fomentan este tipo de economía civil y que funcionan, desde cooperativas hasta multinacionales. Por lo tanto, según ha explicado, "una empresa por el mero hecho de serlo puede ser generadora del Bien Común, si contribuye al desarrollo del territorio propio y otros territorios y si hace avanzar en la democratización del mercado".

IMPORTANCIA DE UNAS FINANZAS ÉTICAS

Como miembro del Comité de Banca Ética, Smerilli ve fundamental conocer en qué se invierte el dinero. "Si no nos interesamos en cómo
nuestro banco está gestionando nuestro dinero podremos ser cómplices de guerras, de pobreza o del cambio climático", ha subrayado, abogando por inversiones "sostenibles".

En el acto, la religiosa ha estado acompañada por el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Mons. Atilano Rodríguez, quien ha recordado que la Iglesia no puede estar al margen y debe permanecer alerta ante los problemas que afectan a las personas. "Si la Iglesia no está para servir y poner a las personas en el centro, puede existir la tentación de usarla a nuestro antojo", sostiene.

Contador