Temporal.- Las intensas lluvias obligan a abrir el embalse de Barrié de la Maza (A Coruña), al límite de su capacidad

Actualizado 06/12/2009 18:51:48 CET

El frente que atravesó Galicia provocó un total de 200 incidencias, inundaciones en 48 ayuntamientos y desbordamientos de ríos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las intensas lluvias registradas en la Comunidad gallega durante el fin de semana obligaron a abrir el embalse de Barrié de la Maza en el Río Tambre, en la provincia de A Coruña, al encontrarse al límite de su capacidad.

Según informaron fuentes del 112, el temporal que atravesó Galicia y que la mantuvo en alerta naranja hasta las 18.00 horas provocó un total de 200 incidencias, inundaciones en 48 ayuntamientos, desbordamientos de ríos y cortes en carreteras.

En la provincia de Pontevedra, que fue la más afectada, se registraron inundaciones en un total de 22 municipios, seguida por las 12 de A Coruña, 9 en Lugo y 5 en Ourense.

Así, en la localidad pontevedresa de Caldas de Reis se produjo el incidente "más destacable", señalaron estas fuentes. En concreto, el desbordamiento del Río Follente inundó la carretera N-640 a la altura del punto kilométrico 225, al que se desplazó una máquina para realizar una zanja y permitir el restablecimiento del tráfico.

La unidad de apoyo logístico de la Axencia Galega de Emerxencias ofreció su apoyo al ayuntamiento, pero los voluntarios de Protección Civil de Caldas indicaron que los técnicos "ya trabajaban en la zona".

RESCATE DE UNA PERSONA

Asimismo, los bomberos de Ponteareas, también en Pontevedra, rescataron a una persona que cayó con su vehículo al agua debido al desbordamiento del Río Tea, en la zona de A Freixa.

Todavía en esta provincia, los servicios de extinción tuvieron que achicar agua en Vilagarcía, O Grove y Cambados, donde se procedió a la retirada de canalones y se extrajo un semáforo que presentaba riesgo de caer.

En la capital pontevedresa, los bomberos tuvieron que acudir a la calle Antonio Taboada --en el parque de Campolongo-- para cortar un árbol que se hallaba en mal estado y amenazaba con caerse. Además, se produjo un incendio de un galpón de unos 20 metros cuadrados en A Barcia.

RETIRADA DE ÁRBOLES Y URALITAS

En la provincia de A Coruña, la capital gallega, Santiago de Compostela, fue la que sufrió mayor número de incidencias, con unas 23 intervenciones de los servicios de bomberos desde las 22.00 horas de ayer.

Al respecto, los bomberos compostelanos informaron de la retirada de árboles, molduras de aluminio y uralitas, que cayeron en las aceras a causa de las fuertes rachas de aire. Las lluvias alcanzaron su mayor intensidad por la mañana, lo que provocó inundaciones en multitud de puntos de la ciudad.

Los conselleiros de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza, Alfonso Rueda --que mantiene informado al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo-- y el de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, se pusieron en contacto con los alcaldes de los municipios afectados para prestar colaboración y "paliar los daños" que provocó el temporal.

Pese a recordar la importancia de adoptar las medidas de protección necesarias, la Dirección Xeral de Emerxencias indicó que las predicciones meteorológicas apuntan a que la normalidad se recupere "gradualmente".