Actualizado 28/04/2018 09:59 CET

Cuatro de cada diez jóvenes de la 'generación Z' quieren viajar en su trabajo

El eterno estudiante
ISTOCK - Archivo

El 81% de los jóvenes encuestados afirma que el hecho de que el contrato sea fijo es lo menos importante

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un 40% de los españoles con edades comprendidas entre los 18 y 24 años desearía tener un trabajo que incluyese al menos un viaje al año como parte de las funciones del puesto, según un estudio de la agencia de viajes online Rumbo.

Los 'post-millenials' valoran esta posibilidad de viajar por encima del sueldo, que es lo más importante para un 34% de los encuestados; los horarios (21%) o el tipo de contrato (relevante para un 19%).

Un 48% de los jóvenes nacidos a partir de 1995 asegura que si tuviese que viajar como parte de su trabajo se sentiría más motivado por la posibilidad de conocer lugares nuevos (45%) y compartir proyectos profesionales con compañeros de otros países (40%).

Asimismo, los jóvenes encuestados piensan que viajar les permitiría salir de vez en cuando de la rutina laboral y conocer gente nueva (34%) e incluso de conocerse mejor a sí mismos y poner a prueba sus capacidades en lugares con una cultura e idioma diferentes (33%).

SER INDEFINIDO YA NO ES PRIORITARIO.

El hecho de que el puesto sea seguro y para toda la vida ha dejado de ser una prioridad en esta nueva generación, mientras que para más del 30% de los españoles entre 25 y 55 años el puesto de trabajo perfecto debe ser estable y ofrecer seguridad, la conocida como 'generación Z' tiene claro que va a tener más de un puesto de trabajo en su vida.

En este sentido, el 81% de los jóvenes encuestados afirma que el hecho de que el contrato sea fijo es lo menos importante. Estos valoran más que el puesto les permita desarrollarse, aprender y disfrutar con lo que hacen.

En este sentido, el estudio revela también que los jóvenes españoles entre 18 y 24 años son los que más optimistas se muestran con respecto a su futuro en comparación con otros europeos de su misma edad. De hecho, los españoles puntúan con una media de 7,02 su grado de felicidad, por delante de los franceses (6,56), italianos (6,48), alemanes (6,42) y británicos (5,88).