Eslovenia: aventura y desconexión en uno de los países más verdes del mundo

Actualizado 12/12/2016 12:02:02 CET
Eslovénia, el gran desconocido del turismo verde
EUROPA PRESS  
       

MADRID, 12 Dic. (EPTURISMO) -

Eslovenia es un destino cada vez más demandado por los viajeros españoles, y no es de extrañar. Un tesoro desconocido para muchos que suele sorprender, y para bien, a todo el que lo visita.

La mitad del territorio esloveno está compuesto por parques protegidos, bosques, cascadas y lagos. Un imprescindible para los amantes de la naturaleza.

Desde EPTurismo te recomendamos que busques fecha para descender en kayak por el río Soca, practicar senderismo en los Alpes Julianos o adentrarte en alguna de las casi 10.000 cuevas de la zona del Karst. Mientras tanto, hemos elaborado una reseña de los principales atractivos de este país.

PARQUE NACIONAL DE TRIGLAV

El Parque Nacional de Triglav, con una extensión de más de 84.000 hectáreas, se encuentra en la zona de los Alpes Julianos, al noroeste del país. Recibe su nombre del pico más alto de Eslovenia: el Monte Triglav, con 2.864 metros de altura.

Esta maravilla natural alberga montañas nevadas, valles y lagos glaciares. La puerta de entrada al valle es la pequeña ciudad de Bovec, principalmente conocida como el centro de remo por las aguas rápidas, la pesca y el alpinismo. La Garganta del Río Soca es uno de los pocos pasos naturales entre la comarca y Austria.

Dentro del parque también se encuentra el Lago Bohinj, con cuatro kilómetros de gélidas aguas turquesa, donde los más valientes pueden darse un chapuzón.

LAGO BLED

Con una extensión de poco más de 1,4 kilómetros cuadrados, el Lago Bled es considerado uno de los balnearios de aguas termales más importantes de Europa.

En este espejo glacial se encuentra la Isla Bled, a la que se puede acceder en una de las tradicionales barcas de remo para visitar la Iglesia de la Asunción. No te pierdas tampoco el Castillo Bled, una fortaleza medieval que defiende la comarca desde el siglo XI.

LIUBLIANA

La Capital Verde Europea 2016, atravesada de oeste a este por el río Ljubljanica, guarda un gran parecido con ciudades europeas como Praga, Ámsterdam o Viena. Rodeada por una fortaleza medieval que protege la ciudad desde las alturas de una colina, sus calles adoquinadas son perfectas para recorrer a pie.

Para comenzar tu ruta te recomendamos comenzar por el Castillo Medieval, que debido a su altura ofrece unas vistas inmejorables de la ciudad. En el casco histórico destacan la Catedral, el Puente Triple, el Parque Tivoli y las Marismas de Liubliana.

PIRAN

Y en la costa eslovena nos encontramos con Piran, una vieja ciudad portuaria de estrechas calles y arquitectura gótica protegida como patrimonio histórico y cultural. Junto con Venecia, Piran está considerado el puerto veneciano mejor conservado del mundo.

Las casas apiñadas y los restos de la antigua muralla hacen de esta villa un lugar con encanto que atrae a miles de turistas durante los meses de verano.

Para leer más