Actualizado 14/05/2009 16:17 CET

Consejo de informativos lamenta que "quizás por un exceso de celo" no se diera el himno en directo

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del consejo de informativos de TVE, Roberto Lakidain, ha garantizado que la señal de la final de la Copa del Rey llegaba correctamente a la sede de la Corporación en Torrespaña, y consideró "lamentable" que, "quizás por un exceso de celo", no se emitiera en directo el himno de España.

En declaraciones a Europa Press, Lakidain explicó que, en el momento en que se decidió pasar la conexión a San Mamés, antes de que sonara el himno de España, había en el control de Torrespaña dos personas a cargo del director de deportes de la cadena, Julián Reyes, destituido de forma fulminante.

Así, consideró "muy lamentable" y "deplorable" que se decidiera "evitar que se conociera en directo lo que estaba ocurriendo", y atribuyó la decisión de no emitir el himno a "quizás a un exceso de celo" por parte de algún responsable de la cadena o "un intento de ir más allá de lo que es el papel de una cadena pública, que consiste en mostrar lo que sucede".

En este sentido, el vicepresidente del consejo de informativos de TVE, órgano encargado de garantizar la independencia editorial de la cadena pública, afirmó que el consejo está investigando lo ocurrido y va a preguntar a responsables de la cadena por qué no se emitió el himno en directo, y por qué, cuando se emitió en diferido, las pitadas no se oían.

Respecto a la destitución del director de deportes de la cadena, Lakidain consideró que "no debe ser un punto y final" y aseguró que lo ocurrido es "lo suficientemente grave" como para que "se esclarezca lo qué sucedió y quienes tomaron las decisiones", ya que la emisión de ayer "no es propia de una televisión pública".