Familia de una mujer denuncia al 061 y al SAS por retraso de la ambulancia y "deficiente" atención

Actualizado 14/03/2013 16:56:44 CET

MÁLAGA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Familiares de una mujer de 83 años fallecida en Málaga han presentado en el juzgado de guardia una denuncia contra la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (061) y el Servicio Andaluz de Salud (SAS) por el supuesto retraso de más de 50 minutos que tuvo la ambulancia en llegar y asistir a la enferma que sufría un síncope y pérdida de conocimiento y por la "deficiente asistencia" prestada ya posteriormente en el hospital.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 27 de febrero. Según la denuncia interpuesta este pasado miércoles por los hijos de la fallecida, a la que ha tenido acceso Europa Press, la mujer estaba en su casa cuando de repente sufrió un episodio sincopal con pérdida de conocimiento y visión; y con otros síntomas, por lo que el hijo llamó a las 14.40 horas al 061, ya que desde hacía varios días la mujer tenía estos y otros padecimientos.

En esa primera llamada, según consta en el escrito presentado, desde los servicios sanitarios le informaron de que "procedían al envío del equipo médico necesario", aunque, transcurridos varios minutos "sin haberse personado ambulancia alguna y empeorando la salud", el hijo volvió a llamar al 061. En esa ocasión, desde la Central de Emergencias Sanitarias se les comunicó que "no existía ambulancias disponibles".

Después de esto, realizó varias llamadas tanto al 061 como al 112 y decidió pedir que fuera la Policía Local para que levantara acta de lo que estaba ocurriendo, ya que "habían transcurridos más de 20 minutos desde la primera comunicación sin que se hubiese personado equipo alguno y siendo la situación de una gravedad alarmante", se precisa en la denuncia, presentada bajo la dirección del letrado de la Asociación El Defensor del Paciente en Málaga, Damián Vázquez.

Así, se incide en que desde que se contactó la primera vez hasta que fue la ambulancia "transcurrieron más de 50 minutos". Además, se añade que cuando el personal sanitario fue a la casa, dijo a los familiares que fueran en su coche al hospital Clínico, donde iba a ser llevada la mujer, pero "tras 30 minutos" en el centro éstos "volvieron a comunicar con el 112 para comprobar qué ocurría ya que la enferma aún no había sido trasladada".

El escrito asegura que el domicilio está "a escasa" distancia de los hospitales Carlos Haya y Civil y se explica que una vez en el centro hospitalario "en vez de ser ingresada en la Unidad de Críticos fue trasladada a la policlínica y no es hasta que sufre un nuevo síncope cuando la llevan a la Unidad de Críticos, donde tras el transcurso de unos minutos, fallece". Así, los denunciantes entienden "lamentable" todo lo sucedido.

Además, en la denuncia se indica que todos estos hechos suponen "una grave negligencia" y apuntan que no se puede entender "cómo pueden transcurrir más de 50 minutos en prestarse asistencia médica a una persona que se encuentra en una grave situación por falta de medios de ambulancias o emergencias, así como el hecho de errar en cuanto a la elección del área o servicio en el que ingresar a una paciente".

Por todo esto, instan al juzgado de instrucción a iniciar una investigación de los hechos por si son constitutivos de un delito o falta y piden que se solicite a la Dirección Provincial del 061 "transcripciones de las llamadas mantenidas" por el hijo y este servicio y entre los coordinadores y los médicos y ambulancias; así como a la Policía Local el acta levantada. También se solicita que se identifique a los responsables.

Desde el 061 indicaron en su momento, en relación con este caso, que en el centro coordinador de urgencias y emergencias se recibió petición de asistencia para la paciente "con múltiples patologías crónicas, que había sido asistida y dada de alta 48 horas antes del hospital Clínico, con un cuadro de ictus o micro infartos cerebrales", considerando por la información aportada por la familia que "sufría una agudización de sus procesos crónicos".

Asimismo, apuntaron, a través de un comunicado, que se le asignó una unidad de urgencia para que pudiera atenderla en su domicilio y desde la sala de coordinación, en los contactos posteriores con los familiares de la paciente, tras detectar un cambio en su situación, se decidió "priorizar su asistencia por los equipos de urgencias, asignándole el caso al primer equipo disponible".

Finalmente, según relataron, acudió al lugar de la asistencia una ambulancia medicalizada de urgencias, dotada de médico, enfermero y conductor, asistiendo a la paciente en su domicilio y trasladándola a dicho hospital donde continuó recibiendo asistencia sanitaria, falleciendo finalmente horas después como consecuencia de la evolución de su cuadro clínico.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies